El Puerto y Concello se pasan la pelota por el abandono de Montero Ríos

Un convenio refleja que la competencia del cuidado es responsabilidad municipal


vigo / la voz

El mal estado en el que se encuentro el Paseo de las Avenidas es una pelota que Autoridad Portuaria y Concello se devuelven. Ninguno de los organismos acepta llevar a cabo una reparación de dichos espacios.

El abandono de Montero Ríos es, para el Puerto, responsabilidad del gobierno municipal. Un portavoz del organismo portuario explica que así lo refleja el convenio Abrir Vigo al mar. Según este texto, la Autoridad Portuaria cedió los terrenos, la Zona Franca construyó las infraestructuras y el Concello quedó encargado del mantenimiento. Pero fuentes oficiales del Concello descartan «aceptar ningún convenio para arreglar nada que no sea municipal».

Este escrito fue firmado en el año 1992 por el regidor socialista Carlos Príncipe, la presidenta del Puerto, Elena Espinosa y el delegado del Estado en la Zona Franca, Francisco López Peña. Estará vigente hasta el año 2042. Mientras tanto, la Autoridad Portuaria no se responsabiliza del estado en el que se encuentra el paseo.

Fuentes municipales, por su parte, achacan este estado al mal uso que se hace del pavimento. La autorización a camiones y furgonetas para pasar agiliza el deterioro y obliga a un costoso y constante mantenimiento.

Desde el año 2003, con motivo del paisaje que dejaba entonces el botellón, se han sucedido los reproches ante la negativa de los ediles de hacerse cargo del entuerto. La situación derivó en un choque entre PSOE y PP, en el que Carlos López Font consideraba una provocación que el consistorio tuviera que hacerse cargo de terrenos del Puerto y Corina Porro, siendo presidenta de la Autoridad Portuaria, recriminaba la falta de cuidado. También López-Chaves desde el mando del Puerto azuzó el asunto.

No queda claro si alguno de ellos tomará la batuta para la reparación o si, ahora que no hay motivos para seguir enzarzados, se ignorará el problema.

El gobierno local cree que el paso de vehículos pesados deterioran el pavimento

El diagnóstico está claro. El estado del pavimento del Paseo de las Avenidas es penoso. Fuentes municipales aclaran que ya advirtieron al anterior presidente de la Autoridad Portuaria que las baldosas y tablones se seguirían estropeando si continuaba el tráfico pesado. López-Chaves hizo una reparación que solo sirvió de parche. Aun con limitación horaria, furgonetas de reparto o camiones pueden pasar y contribuir a la descomposición de un suelo que no se diseñó para soportar ese peso.

No es el único motivo para que se degrade este espacio. El paso de los años no perdona y las raíces de los árboles se vuelven más robustas y rompen las baldosas. Están rotas y se llenan de agua. Los ciudadanos que acuden a pasear concurren a los riesgos de tropezar con los múltiples desperfectos que luce, máxime aquellos que son de mayor edad y requieren de bastón o silla de ruedas para desplazarse.

El paseo de las Avenidas y el de Montero Ríos fueron concebidos para permitir que los vigueses se acercasen al mar. El proyecto se llevó a cabo, con denuncias judiciales por el medio, transformando ese espacio en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Es escenario, entre otros eventos, de O Marisquiño y fue durante muchos años el principal foco de botellón de la ciudad. El tiempo lo ha confirmado como un espacio de ocio de referencia que no luce el aspecto que merece por su situación estratégica al ser el escaparate de la ciudad ante el turismo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Puerto y Concello se pasan la pelota por el abandono de Montero Ríos