Indignación por los desahucios

Los desalojos de familias que solo cobran 400 euros mensuales de ayuda y no pueden pagar el alquiler desbordan a la burocracia de las administraciones de Vigo

Representantes de Os Ninguéns, PAH, RSC, Federación Veciñal Eduardo Chao, Marea y BNG se concentraron ayer ante los juzgados.
Representantes de Os Ninguéns, PAH, RSC, Federación Veciñal Eduardo Chao, Marea y BNG se concentraron ayer ante los juzgados.

vigo / la voz

Un centenar de personas se concentraron ayer ante los juzgados para denunciar el desalojo de dos familias, una de O Calvario y otra de Teis, que no pueden pagar el alquiler de sus pisos. Los inquilinos debían comparecer en sendos juicios y lograron ganar tres semanas antes de ser expulsados.

Acudieron la oenegé Os Ninguéns, Stop Desahucios, la presidenta de la Federación Veciñal, María Pérez, vecinos de Teis, representantes de A Marea y BNG, y sindicalistas judiciales.

Los concentrados pidieron que las administraciones habiliten un protocolo urgente de actuación para estos casos de desalojo de inquilinos morosos que no pueden pagar el alquiler. Una de las quejas es que las ayudas sociales como las pensiones no contributivas, las rais, los cheques sociales coyunturales rondan los 400 euros al mes, lo mismo que el precio de mercado de un alquiler en Vigo, por lo que aboca a los beneficiarios a caer en la trampa de la pobreza porque los caseros piden avales y no se fían de familias que solo ingresan el risga por el alto riesgo de impago.

El primer desalojo estaba previsto para el día 21 pero la familia ha conseguido una prórroga de 20 días como mínimo y una vivienda en Tomiño. La otra también paralizó la vista y, con ello, su expulsión durante, al menos, 25 días. Aunque no se ha ejecutado el desahucio, Os Ninguéns, PAH y RSP montarán el jueves seis tiendas de campaña durante doce horas ante la farola de Urzaiz para pedir una solución.

El portavoz de Os Ninguéns, Antón Bouzas, criticó al Concello por tener vacíos 15 pisos municipales en la calle Rosalía de Castro sin recolocar allí a familias sin techo. Pidió que las administraciones compren 200 pisos para alojar a necesitados. Bouzas culpa al alcalde Abel Caballero y a la concejala de Benestar Social, Isaura Abelairas, por «pasarse la pelota» del problema. «Abelairas no da la cara, tenía que dar un puñetazo en la mesa del alcalde, los ediles van detrás de Caballero como monaguillos», criticó ayer Bouzas.

El Concello reconoció a los perjudicados que hay cientos de casos similares sin ayuda. Solo la federación vecinal estudia 8 casos de impagos de hipoteca o alquiler al mes.

«Nos ofrecieron un piso en Arcade pero necesitamos estar cerca del hospital»

La familia de Teis se libró de ser desalojados el jueves porque la Xunta también envió un escrito al juzgado para alegar que era vulnerable. El mismo no fue tomado en cuenta en el juicio porque se pedía un tiempo para lograr una solución pero no concretaba ninguna medida. No obstante, el abogado de los inquilinos dijo que no había consenso sobre las cuotas adeudadas entre el dueño y la familia por lo que se dictará sentencia definitiva en cinco días, en la que se fijará fecha de expulsión de la vivienda. Debido a los trámites, han ganado 25 días de margen.

Augusto Pérez, con minusvalía del 49 %, es el hijo de una señora enferma que vive con otra hija en edad escolar. Sus ayudas sociales se las consume el alquiler, su ahorro al mes es de cero euros y han quedado endeudados y ya no pueden más. Tampoco pueden mudarse a un piso más barato porque nadie fía a unos perceptores de risga o pensión no contributiva. La Xunta se ofreció a asesorarles para pedir el bono de alquiler social y resolver la concesión de una ayuda de 1.065 euros. «Nos ofrecen un piso en Arcade pero no nos vale por el tema médico, porque necesitamos estar cerca del hospital», dijo ayer Pérez.

«Aceptamos irnos a un piso a Tomiño porque si no, nos quedamos en la calle»

Israel Sangiao es un carpintero y soldador que trabajó 7 años en los astilleros Barreras. Es parado crónico y no puede pagar el alquiler de su piso de O Calvario desde hace dos años, en el que vive con su familia. Según recordó ayer, cobra 133 euros de risga y su esposa, 370 de subsidio. En casa son tres y solo entran 513 euros, de los que debían dedicar 400 euros al alquiler, facturas de luz y agua y alimentación. El abogado les recomendó no entrar en el juicio que se celebró ayer porque no había nada que hacer. Agradeció a su casero, un señor mayor, el tiempo que les fio, y al que dejaron una deuda de 3.000 euros. «Se portó bien con nosotros, nos dio ayuda moral, es para quitarse el sombrero lo que aguantó», dijo.

Su desalojo era para el día 21 pero la Xunta le envió un escrito al juez para que aplazase el desalojo en base a su situación de riesgo de exclusión. Solo la tramitación de la solicitud llevará 20 días. Por la mañana, el matrimonio vio el piso que la Xunta les alquila por 60 euros en O Baixo Miño. «Aceptamos irnos a un piso en Tomiño porque no nos queda más remedio, porque si no, nos quedamos en la calle», explicó ayer.

«En Vigo no se desahucia a nadie, no hay ni habrá desahucios», insiste el alcalde

Abel Caballero dijo ayer que el Concello dispone de 2 millones en ayudas a los que acaba de sumar 800.000 euros. «En Vigo no se desahucia a nadie, no hay ni habrá desahucios», insistió varias veces. Añade que «la Xunta tiene que evitarlos». Añade que da más de mil ayudas para pagar alquileres y la Xunta solo cinco. Recalcó que «primero tiene que ser la Xunta la que los arregle, le avisamos siempre». Finalmente, resaltó que «alguna asociación parece que quiere exhibir que trabaja pero quien lo evita es el Concello».

Por su parte, la Xunta negó que cualquiera de los dos casos de ayer tuviese que ver con su plan Aluga.

La Xunta salió ayer al paso y aseguró que ya adjudicó 10 viviendas a familias en riesgo de exclusión social o en situación de desahucio en Vigo y su área. El delegado de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, recordó que en Vigo fueron adjudicadas tres viviendas de la Sareb y 2 de Abanca mientras que se solucionaron otros dos casos en O Porriño y dos más en Salvaterra do Miño. López-Chaves añadió que la Xunta ha detectado que Vigo es la ciudad gallega con más problemas sociales relacionados con la vivienda pero lamenta que se entere por oenegés y no por un canal oficial como es el Concello. Pidió un especial esfuerzo a las entidades financieras de Vigo para que cedan más viviendas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Indignación por los desahucios