Una familia de O Calvario sin ingresos será desahuciada la próxima semana

El día 21 también será desalojada otra en Teis igualmente por impago del alquiler


vigo / la voz

El jueves próximo será un día negro en lo relativo a desahucios en Vigo. Al caso ya conocido de Teis se une ahora otra familia, esta vez del barrio de O Calvario, que será expulsada del piso de alquiler que ocupa por no pagar la renta. Se trata de María del Carmen Duro, de 45 años, y su marido, Israel Sangiao, de 42, con quienes convive desde siempre su sobrino Borja.

La historia de su vida es un calco de otras muchas. El marido ha trabajado a salto de mata y ella era representante comercial, pero la pérdida del carné de conducir provocó que se quedara sin empleo hace tres años. En estas condiciones, las ayudas sociales que disfrutan les han permitido sobrevivir, pero ni mucho menos hacer frente al alquiler.

En concreto, disponen de 370 euros del subsidio de desempleo y otros 133 de la risga (renta de integración social de Galicia), insuficientes para pagar una renta de 400 euros mensuales y a la vez hacer frente a los gastos de alimentación, recibos y demás. «Alguna de las ONG a las que hemos recurrido nos dicen que con 500 euros se puede vivir. Seguro que sí, pero solo si no tuviéramos que pagar el alquiler. Tenemos que comer, pagar facturas, gastos de higiene, de todo. ¡Llevo siglos sin cortarme el pelo!», se desespera María.

En la grave situación que atraviesan tienen palabras de respeto para sus caseros. «Ellos son un cielo. Han aguantado al máximo, pero les debemos un dineral, 10.000 euros», reconocen. Una cantidad tan alta que ha bloqueado cualquier solución para que sigan en la vivienda. «En la Xunta nos dijeron que no podían hacerse cargo, que la deuda era muy elevada».

Esta consideración hacia el arrendador se troca en palabras gruesas y un gran enfado cuando se le pregunta por la intervención del Concello en este asunto. «El alcalde nos ha mentido, por su culpa estamos en esta situación. Dijo que no habría desahucios y que se solucionaría cuando en una semana nos veremos en la calle. No se puede prometer lo que no se va a cumplir», exponen muy indignados.

Aluden a una reunión de Caballero y la concejala Isaura Abelairas con varios miembros de la plataforma antidesahucios (PAH), que les apoya. «Les dijo que no iba a consentir desahucios, y así salió en los periódicos, y nos lo creímos. Fue un error confiarnos». Crispados como están, amenazan con «instalarnos el día 21 en una tienda de campaña cerca de su casa».

En estos años de desempleo y sin ingresos antes también tocaron la puerta del Concello. En el 2014 lograron una ayuda de 1.025 euros destinados al alquiler, que les dio un respiro pero no resolvió la situación. También han obtenido ayudas de menor cuantía para recibos, y entre unas cosas y otras han ido tirando hasta el momento actual.

«Cuando hemos podido a los dueños les hemos dado 100, 200 euros, pero la deuda ha seguido creciendo ya que no tenemos ingresos», se justifican.

Os Ninguéns y la PAH piden que se aplacen los juicios para dar tiempo a las dos familias

El inicio del año con dos desahucios el mismo día por impago del alquiler de dos familias que carecen de ingresos ha movilizado a las organizaciones sociales que apoyan a los afectados. Os Ninguéns, RSP y la PAH han convocado una concentración ante los juzgados el próximo lunes a las 12 de la mañana coincidiendo con los juicios por impago.

De estas vistas confían en que haya un aplazamiento judicial para ambos lanzamientos. «No se trata de perjudicar a los dueños de los pisos, sino de darles a las familias un plazo razonable para que puedan gestionar las soluciones o paliativos», explican estas entidades, que insisten en que en ambos casos «se trata de unidades familiares de especial vulnerabilidad, por lo que reclamamos un pequeño margen de maniobra».

Teis

La segunda familia en la misma situación es la de Augusto Pérez (37 años), que convive con su madre y una hermana. Igualmente, carecen de ingresos y sobreviven con un subsidio de desempleo, 426 euros, con el que ni siquiera les llega para los 435 del alquiler.

En su caso han pasado por otro desahucio, el año pasado en marzo, del que pudieron salir adelante gracias a un empleo temporal de Augusto como peluquero. Con los ingresos que logró y la nómica pudieron gestionar un alquiler, pero al quedarse de nuevo en paro dejaron de pagar. El dueño les reclama 2.175 euros hasta octubre, pero la deuda real es ya del doble.

En ambos casos las asociaciones mencionadas solicitan una vivienda con alquiler social ya que carecen de ingresos. Facilitarles el acceso a un piso de régimen normal no soluciona gran cosa ya que pasados unos meses les vuelve a ser imposible hacer frente a la renta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Una familia de O Calvario sin ingresos será desahuciada la próxima semana