«El cascanueces» se vuelve acrobático

El Ballet de San Petersburgo actúa esta tarde en el auditorio Mar de Vigo

Desde su estreno a finales del siglo XIX, El cascanueces ha tenido numerosas versiones.<span lang= es-es > efE</span>.
Desde su estreno a finales del siglo XIX, El cascanueces ha tenido numerosas versiones. efE.

Hoy 21.00 horas- Beiramar, 59- Desde 33 euros. 

Es uno de los ballets más clásicos, no en vano fue encargado por los Teatro Imperiales de Rusia a finales del siglo XIX. La música fue compuesta por Piotr Ilich Tchaikovsky, mientras que la coreografía original fue firmada por Marius Petipa y Lev Ivanov. En la producción que llega esta tarde al auditorio Mar de Vigo se mezcla el clasicismo de la danza con la acrobacia y la magia.

El Ballet de San Petersburgo presenta el Cascanueces acrobático. Aseguran desde la compañía que sin renunciar al espíritu y a la elevada exigencia artística del original, el Cascanueces acrobático incorpora espectaculares saltos, piruetas de vértigo, divertidos números acrobáticos y giros inesperados que hacen estremecer al público. El prestigioso Ballet de San Petersburgo, que bebe de la mejor tradición de ballet ruso, está integrado por una nueva generación de bailarines procedentes el célebre Teatro Mariinksi.

El virtuosismo de los bailarines, las magníficas coreografías, junto con los magníficos decorados y vestuarios, conforman un espectáculo único que transporta al público hasta la infancia en la que todo es posible. Las dos versiones más aplaudidas de esta obra en la historia fueron las coreografiadas en 1944 por George Balanchine para el ballet de la Ciudad de Nueva York, y, en 1976, la de Mijaíl Barýshnikov para American Ballet Theatre.

Este ballet está basado en un cuento escrito por Ernst Theodor Amadeus Hoffmann.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«El cascanueces» se vuelve acrobático