«Estuve a punto de ser el Joselito gallego»

El «crooner» vigués presentará el próximo lunes la gala benéfica titulada «Es mi vida»

La gala benéfica tendrá lugar en el Teatro Afundación el próximo lunes 28 de diciembre.
La gala benéfica tendrá lugar en el Teatro Afundación el próximo lunes 28 de diciembre.

vigo / la voz

Es mi vida es el título de la gala que Alberto Cunha desarrollará el lunes 28 en el Teatro Afundación, a partir de las 20.30 horas. Es un espectáculo musical cuyos beneficios van destinados a la Asociación Española contra el Cáncer en Vigo.

-¿En qué se basa el espectáculo?

-Son canciones de toda la vida. Y contaré como invitadas para interpretar un tema con cada una, con Sabela Cereijo y Ari Magritte. También tendremos un soporte de vídeo a través del que artistas y periodistas conocidos, como Pepe Domingo Castaño, José Ribagorda o Luis Cobos, irán dando paso a las canción.

-¿Cuál es la canción que más le gusta del espectáculo?

-Todas han marcado mi vida en algún momento. Están Sinatra, Elvis, Raphael, Nino Bravo y un medley de los años cincuenta en el que están Nat King Cole, Machín, Luis Mariano. O sea, está presente un poquito de todo lo que he hecho y hago.

-¿Se considera un intérprete o un imitador?

-Yo soy un intérprete que intenta parecerse en las voces a los cantantes originales de las canciones. Imitador suena un poco a loro. A mi me gusta recrear un poco lo que son los gestos y la voz.

-¿Qué no altera de la canción original?

-No suelo alterar gran cosa, simplemente las adapto a mi forma de cantar y expresar, pero no suelo realizar arreglos. Procuro ser muy fiel al original, mantenerme en la línea de la tradición del crooner, respetando toda la originalidad de la canción.

-¿Ha logrado convertirse en profesional de la música?

-Yo intento vivir de esto, aunque tengo que diversificar la oferta. Con un solo proyecto sería muy difícil porque nos han machacado a los músicos por todas partes. Voy con mi hermano Andrés haciendo Los Hermanos Cunha, con un pianista, etc. Al tener varios caminos aumentan las opciones para ir tirando.

-¿Desde que empezó en la música han empeorado las condiciones de los músicos?

-Sí, claro. Por ejemplo, ahora desde las salas te dicen que a ver si les da la entrada para pagar algo. Eso conlleva que yo tenga que hacer la publicidad y animar al público a que vaya, haciéndolo todo más complicado y costoso. Incluso hay algunos locales que te piden un alquiler. No se puede, es muy difícil todo.

-¿Y la faceta de imitador?

-Sí, aporta un toque de sorpresa que a los espectadores les gusta, les sorprende mucho que pueda imitar varios personajes de una forma sucesiva. Uso estos personajes para presentar los temas. Pasan Boris Izaguirre, David Vidal, etc.

-¿Lo hará en el espectáculo del lunes?

-Sí, algo haremos porque me lo están pidiendo muchos. La idea era que esto fuese un poco más serio pero entre tema y tema tendremos que hacer algo.

-¿Cómo prepara un personaje?

-Aplico el sistema del loro, es decir, escucho y repito, incluso me grabo para ir puliendo la imitación. Luego voy colocando la voz, poniendo los gestos de la cara del personaje. Tiene mucho de repetitivo.

-¿Cuál es el más complicado?

-Louis Armstrong, porque tiene una voz muy rasgada. El resto presentan sus particularidades pero son más asumibles.

-Ha participado varias veces en Luar. ¿Sirve como trampolín?

-Ya no. Luar es el único programa en el que podemos salir en Galicia, pero ahora incluso si cantas en inglés ya no te llaman. No es congruente con la población gallega.

-¿Y lo intentó fuera?

-Sí, incluso estuve una temporada en cruceros, pero también ahí ha ido empeorando todo. Antes, en un mes casi llegabas a ganar medio millón de pesetas; ahora son mil euros y tienes que estar durante seis meses haciendo dos o tres pases diarios con la misma música todos los días. Y aun por encima no te puedes mover del barco.

-¿De dónde les viene a los Cunha la afición por la música?

-Mis padres eran aficionados a cantar, pero a mí me viene de sus discos. A los seis o siete años ya hice mis pinitos en la música. Hay una maqueta que grabé con seis años para el sello Ruada, en A Coruña. Estuve a punto de ser el Joselito gallego, pero no pasó.

-¿Cuántos años lleva entonces en la música?

-El Mar Muerto estaba vivo todavía. Lo de los seis años es una anécdota, pero me llevó mi padre con el segundo cantante que tuvieron Los Tamara, Paco Montero, que era de Ferrol igual que mi padre. Como profesional llevo desde los 17 años.

-¿Pero es en serio lo del Joselito gallego?

-Sí, lo que ocurre es que mi familia tenía que poner un millón de pesetas para la grabación y la promoción, y en mi casa no estaban por ello. Y por otro lado, ¿con seis años adónde vas? Tengo alguna maqueta por ahí pero no la enseño.

-Si fuera hoy, estaría en La Voz Kids.

-O vendiendo drogas, quién sabe.

-¿Ha merecido la pena el camino?

-Hay días que entras en una sala y te encuentras con diez personas. Son gajes del oficio. De todas formas, es más fácil actuar para doscientas personas que para diez. ¿Pensar en dejarlo? Siempre hay días malos.

Entradas. Las entradas para la gala se venden al precio de cinco euros en ataquilla.com y en la Central de Espectáculo, situada en Marqués de Valladares.

Altruista. Todo lo que se recaude en el concierto se destinará a la Asociación Española contra el Céncer en Vigo. Afundación ha cedido su teatro y el personal correspondiente.

«

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Estuve a punto de ser el Joselito gallego»