A juicio por meter 400.000 euros en el banco en billetes de 500

Un cliente está acusado de ingresar un fajo de dinero sin aclarar su origen y luego declarar una renta tan baja que salió a devolver


vigo / la voz

Arrancaba el año 2007 en plena bonanza de la burbuja del ladrillo. El dinero corría a raudales. J.J.M.G. entró dos días después de la fiesta de Año Nuevo en una sucursal de Caja Madrid (ahora Bankia) e ingresó por ventanilla 400.000 euros en efectivo en su cuenta bancaria. Entregó un fajo de 800 billetes de 500 euros, de esos que ahora no se ven. A pesar de manejar tanto dinero en metálico, pasado el año, el implicado presentó una modesta declaración de la renta y logró que el fisco le devolviese 1.188 euros.

La Fiscalía cree que todo ese capital era dinero negro o fondos opacos y pide para él dos años y medio de cárcel por un supuesto fraude fiscal. Reclama que pague a la Agencia Tributaria 168.219 euros en concepto de impuestos impagados.

El juicio iba a celebrarse ayer en el juzgado de lo penal número 3 de Vigo pero la vista fue suspendida hasta nueva fecha.

En su día, el cliente explicó al banco que aquella cuantiosa suma de dinero pertenecía a una entidad y que entregaba ese capital como aportación en metálico para la constitución de dicha sociedad.

Sin embargo, la Fiscalía especial de delitos económicos llegó a la conclusión de que no existía ninguna clase de justificación del origen de los 400.000 euros. La deducción lógica era que aquel dinero solo podría considerarse como una ganancia patrimonial que no estaba justificada.

Un año después del ingreso, Hacienda consultó la declaración del IRPF del 2007 y descubrió que el implicado había omitido cualquier referencia a los 400.000 euros. Por eso, le salieron a devolver casi 1.200 euros.

Para la Fiscalía, esa liquidación hay que corregirla. Si se contemplasen los 400.000 euros como una ganancia de patrimonio sin justificar, el contribuyente tendría que haber ingresado 167.030 euros como cuota diferencial.

La acusación pública concluye que el total defraudado por el acusado asciende a 168.217 euros. Tales hechos integrarían un delito contra la Hacienda Pública en relación con la declaración del IRPF del 2007.

Multa de 340.000 euros

El fiscal también propone que, además de la cárcel, el implicado abone una multa de 340.000 euros o pase un día en prisión por cada 10.000 euros o fracción si no pague. El Ministerio Público también sugiere que el acusado, en caso de ser condenado, pague a Hacienda los intereses de demora por los 168.219 euros supuestamente defraudados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A juicio por meter 400.000 euros en el banco en billetes de 500