1.828 familias recibirán el cheque social de las 3.000 que lo solicitaron

Las ayudas para vivienda, electricidad y alimentos se darán antes de Navidad


vigo / la voz

Un total de 1.828 familias viguesas recibirán el cheque social del Concello de las 3.000 solicitudes tramitadas por los servicios sociales. El 40 % quedará fuera por diferentes motivos.

Las listas no se darán a conocer de momento hasta que no reciban el visto bueno de la intervención municipal y de la junta de gobierno local. El alcalde, Abel Caballero, justificó el tiempo empleado en la selección porque «se analizaron una a una para valorarlas. Es un trabajo ímprobo. Hoy se acaba la tramitación técnica y se repartirán de forma inmediata». A la pregunta de si las familias podrán disponer del dinero antes de las Navidades, respondió que «sin ninguna duda».

El cheque social tiene un presupuesto global de dos millones de euros, que se reparten en función de las necesidades de cada familia, por lo que todas no reciben la misma cantidad.

El objetivo de la subvención municipal es permitir a los hogares con escasos recursos pagar hipotecas, alquileres, suministro eléctrico y alimentación, de ahí que sea conocida también como tarjeta de la dignidad.

Poco antes del anuncio de Caballero, el grupo municipal del PP denunció el retraso de dos meses que lleva la concesión de los cheques sociales, lo que mantiene a cientos de familias en una situación más que precaria, marginal. En opinión de la concejala Elena González, ese retraso se podría solventar con la incorporación de más personal administrativo. En vista de que esto no se hace, propone como otro de los remedios la movilidad de funcionarios del mismo Concello y recuerda que desde el 2010 no hay oferta de empleo público.

La concejala y expresidenta de la Federación de Vecinos de Vigo calcula que son cerca de nueve mil las personas que dependen de ese cheque y califica de intolerable que se atiendan antes otros asuntos más superfluos.

Al margen de lo anterior, sugiera que se distribuyan tarjetas de transporte urbano gratuitas para facilitar el traslado de las personas sin techo desde el centro hasta Teis. Una vez que consumen el tope de diez días seguidos en el albergue municipal, los usuarios suelen acudir a dormir al centro de los Hermanos Misioneros de los Enfermos Pobres de Teis. Desde allí tienen que regresar caminando y con la mochila a cuestas al centro de la ciudad para acudir a uno de los comedores sociales.

«En el albergue hay gente bajo los efectos del alcohol y estupefacientes y no se hace nada»

«Tanto el albergue como los trabajadores tienen un buen nivel, pero hay gente que está bajo los efectos del alcohol y estupefacientes, no se lava porque no quiere, pese a haber servicio de duchas y el resto de los usuarios tenemos que aguantar porque no se hace nada para que se cumpla la normativa». Es el testimonio de J. C. R. un usuario del albergue municipal de Marqués de Valterra, uno de los muchos ciudadanos a los que las circunstancias de la vida han dejado en la calle. Se ha dirigido a la concejala de Benestar Social, Isaura Abelairas, y al alcalde Abel Caballero, obteniendo en el primer caso el desprecio por respuesta y en el segundo, la callada. También se dirigió a la Consellería de Traballo e Benestar, donde le respondieron que es el propio personal del centro el encargado de velar de que se cumpla el reglamento.

El usuario denunciante advierte que no pretende que se haga del albergue una cárcel, solo que haya un poco de respeto, algo que, cree, no está reñido con la falta de techo. Invita a los responsables municipales a comprobar por ellos mismos la situación. «Verán que además de faltar al respeto a los usuarios, también se desprecia a los propios trabajadores», concluye.

La Xunta dice que el Concello retrasa los expedientes de la risga hasta seis meses

Los servicios sociales están acaparando buena parte del debate preelectoral de Vigo. Ayer mismo el delegado de la Xunta en la ciudad, Ignacio López-Chaves, reprochó al Concello que tarde una media de entre cuatro y seis meses en resolver los expedientes que tiene que pasar a la Xunta para tramitar la risga (renta de integración social de Galicia).

Recuerda que esos expedientes deberían tardar solo un mes hasta entrar en la administración autonómica, donde, añade, en la actualidad se resuelven en un mes. Los beneficiarios cobran atrasos desde la fecha de solicitud de ayuda en el Concello.

Como ejemplo, López-Chaves, citó un expediente que entró en el Ayuntamiento el 11 de mayo y llegó a la Xunta el 21 de septiembre. «Son máis de catro meses de tramitación cando a ley fala dun mes», apuntó. Para acabar con las demoras considera necesario dotar de más medios y personal los servicios sociales municipales.

La obtención de la risga se ha convertido en un suplicio para los solicitantes. Tras esperar meses por la tramitación previa municipal, a continuación tienen que esperar el visto bueno de la Xunta. Aunque en estos momentos la administración autonómica ha logrado agilizar lo que corre de su parte, en fechas no muy lejanas los posibles beneficiarios esperaban casi un año por la demora de Concello y Xunta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

1.828 familias recibirán el cheque social de las 3.000 que lo solicitaron