Un bufete prepara en Vigo cien demandas contra Volkswagen

El despacho Balms quiere presentarlas dentro de un mes en los juzgados


vigo / la voz

El bufete Balms Abogados de Vigo prepara la presentación de al menos un centenar de demandas contra la fabricante alemana de vehículos Volkswagen para reclamar por los perjuicios ocasionados por el incumplimiento de las emisiones de contaminación del turismo.

La presentación de las demandas se realizaría dentro de un mes porque los letrados necesitan tiempo para reunir los informes periciales necesarios para defender el interés de los compradores del vehículo. El director de Balms en Vigo, Antonio Heredero, cree que es más efectivo presentar las demandas por separado que iniciar un gran proceso colectivo, lo que estancaría los trámites en los tribunales durante años. La ventaja estaría en que un solo informe pericial bastaría para presentarlo en todas las demandas, de forma que abarataría los gastos del proceso a los clientes. Todas las demandas seguirían unas líneas maestras bien estudiadas.

Balms no es el único despacho que compite por captar las demandas de afectados por Volkswagen. Entre sus objetivos es conseguir hacerse con las demandas de asociaciones de transportistas perjudicados por el supuesto fraude técnico.

Este bufete forma parte de una red internacional que cuenta con 32 despachos en España. Desde el inicio de la crisis de Volkswagen, ocho letrados crearon un comité de trabajo y, desde entonces, elaboran la línea maestra para poder presentar reclamaciones de la forma más adecuada para el interés del cliente. Los abogados sospechan que por parte de Volkswagen se ha producido un incumplimiento «grave y doloso» en materia de consumidores y usuarios en España y Europa e infracciones graves de los reglamentos comunitarios respecto a las emisiones y las homologaciones de los tipos de vehículos.

«No solo es un tema de consumidores y usuarios. Esto produce, además de un perjuicio a los estados y un fraude fiscal y en materia subvenciones, un perjuicio directo a los consumidores y usuarios determinado por la falsedad por el incumplimiento de las especificaciones técnicas en el momento de la compra del vehículo y luego por la pérdida de prestaciones del vehículo en el caso de que se plantee adecuarlo a la normativa», explica Antonio Heredero.

El letrado señala que, tras múltiples consultas a ingenieros, se pone de manifiesto que las soluciones para lograr que estos vehículos tengan las emisiones que deberían de tener, pasan por una disminución de la potencia, o un encarecimiento al mantenimiento e incremento de los consumos. «El vehículo que se compró no es el que se decía que se iba a comprar y además no cumple con las normativas», dice Heredero.

Solo reclaman la minusvaloración

Balms lleva en España unas 1.500 demandas individuales pero estructuradas en bloque contra Volkswagen. Heredero señala que las demandas colectivas no son la mejor solución. La prueba es que en Galicia, Balms llevó pleitos de preferentes pero de forma individual y «prácticamente tenemos las sentencias y el dinero mientras que otras demandas colectivas aún colean sin tener sentencia». Advierte que el exceso de avaricia, como pretender recibir un coche nuevo, puede arruinar la demanda por lo que es mejor ser sensato. La idea es averiguar el demérito que sufre el coche por la falta de especificaciones técnicas. Por ejemplo, al pasar por el taller y cambiar las emisiones, hay que reducir la potencia o hacer que consuma más. Eso genera una minusvaloración del vehículo, hay un perjuicio por la diferencia del valor entre lo que el cliente quería comprar y lo que vale.

Antonio Heredero: «Es posible que la compañía busque acuerdos»

Antonio Heredero advierte de que el exceso de ambición y avaricia puede generar la pérdida de derechos. Por eso apuestan por reclamar el demérito del vehículo por el hecho de que no se cumplan las especificaciones técnicas establecidas en el reglamento.

-¿Podría poner un ejemplo de las pérdidas que le supone a un comprador de un Volkswagen?

-La diferencia es que yo compré un coche que me costó 46.000 euros pero que, en realidad, vale 35.000 y eso me ha causado un perjuicio de 10.000 euros por la diferencia de valor. En la medida en que las reclamaciones como consumidores sean razonables y prudentes, las posibilidades de que las sentencias sean favorables son muy altas. Por eso es necesario que se planteen las demandas.

-¿Por qué hacen demandas individuales y no colectivas?

-Porque si cogiésemos a nuestros 1.500 afectados y planteásemos una demanda colectiva estaríamos tres años batallando en la Audiencia Nacional hasta que obtuviésemos una sentencia. Por el mismo precio, si planteamos pequeñas demandas se pueden obtener resultados ya. También es posible que ante el aluvión de demandas Volkswagen trata de llegar a acuerdos razonables en cuanto a las indemnizaciones que le correspondan a cada uno. Nos sorprendemos cada día de que hay más modelos afectados como el Porsche Cayenne.

-¿Qué modelos están afectados?

-Anteriores al 2009. Si nos llaman, nosotros miramos el bastidor para ver si el coche está afectado.

-¿Cuándo presentarán las demandas?

-Las primeras irán dentro de un mes en los juzgados de primera instancia en el domicilio del demandante. El hecho de que las demandas sean pequeñas no quiere decir que sea fácil sino que hay que prepararlas en profundidad y con un informe pericial que luego se aportará a todos los pleitos. La Audiencia Nacional también es posible que emita un informe que podamos usar. Si un despacho solo llevase un cliente sería impracticable pero con mil clientes se reparte el coste entre todos.

-¿Qué más se necesita?

-Es necesario recabar más información y perfilar las cuestiones técnicas para que las demandas estén perfectamente planteadas. En lo esencial, las cosas están claras: ha existido fraude y ha sido reconocido, tiene consecuencias técnicas, hay minusvaloración e incluso podrían tener problemas para pasar la ITV.

-¿Podría explicar eso último?

-Eso está pendiente de verificación. El óxido nitroso, que es lo que se ha ocultado o falseado, no se mide en las ITV de España pero pudiera generar problemas. Si estos vehículos no pasasen la ITV, la indemnización que se podría plantear sería mayor.

-¿Qué más le recomienda al consumidor?

-Debe movilizarse y acudir a profesionales para que lo asesoren y que plantee demandas porque vivimos una época en la que el viento sopla a favor del comprador. Hace diez años, demandar a un banco era impensable pero ahora no hay miedo, los jueces están acostumbrados y si un consumidor tiene razón, el juez se la va a dar. Las posibilidades de que se la den son grandes.

-¿Van a tener un departamento exclusivo para afectados?

-Sí. Tenemos experiencia en consumidores, como Afinsa, con miles de afectados, o las acciones de Bankia, preferentes y cláusulas suelo.

-¿Los que han demandado son propietarios de coches que reclaman la diferencia del valor?

-Se puede entender la pérdida del valor del coche o bien el cálculo de lo que hubiésemos pagado de saber todo esto. Me habría comprado el coche Audi del mismo modo pero no habría pagado tanto. La dificultad estriba en calcular la minusvaloración en cada tipo de vehículo, porque hay que tener en cuenta la antigüedad, pero una vez hecho, los demás se calculan en cascada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un bufete prepara en Vigo cien demandas contra Volkswagen