«Componer una canción que te guste es mejor que un orgasmo»

El cantante venezolano dará un concierto el domingo en el Mar de Vigo

Franco de Vita hará un concierto basado únicamente en las canciones más exitosas de sus carrera.
Franco de Vita hará un concierto basado únicamente en las canciones más exitosas de sus carrera.

vigo / la voz

Es cantante, compositor, músico y productor discográfico, y en todas las facetas ha cosechado notables éxitos. El venezolano Franco de Vita regresará el domingo a Vigo para presentar Vuelve. En primera fila. El disco es un repaso en directo por su larga y exitosa carrera donde sus composiciones más famosas son coreadas por sus seguidores en todo el mundo. Te amo, Un buen perdedor, Tú de qué vas, Cálido y frío o Louis formarán parte del repertorio de su concierto en el auditorio Mar de Vigo. Con más de veinticinco millones de copias vendidas de sus álbumes, varios premios y nominaciones a los Grammy Latino, Mtv Video Awards, Premios Billboard o Premios Dial entre otros, Franco de Vita es considerado uno de los artistas latinoamericanos más importantes. Lleva más de treinta años triunfando tanto por su carrera como interprete como por los temas compuestos para artistas de la talla de Chayanne, Ana Belén, Carlos Mata, Ricky Martin o Luis Fonsi. Las entradas cuestan entre 40 y 86 euros.

-¿Cómo es esta gira?

-Primera fila es un concepto de canciones en vivo. Así se llamó el primer disco, al que sigue ahora Vuelve primera fila. La idea original era recopilar todos los éxitos que ha tenido el artista, volverlos a arreglar y mostrarlos en directo en una sala pequeña, así se desarrolló la primera gira. En el segundo disco, el actual, le metimos un poco más de caña a la cosa en la producción y, para mí, es uno de los mejores discos en producción que hemos hecho hasta ahora. Pero, por aquellas cosas de la vida, el que más ha gustado es el primero, pero creo que es porque la gente todavía no ha descubierto el segundo.

-Algunos éxitos ya tienen años. ¿Cómo los encontró?

-Son discos que tratan de recoger esos grandes éxitos y refrescarlos. Me vino muy bien porque había canciones ya antiguas, como ocurre con el primer disco en el que tuve cuatro o cinco éxitos. Son discos grabados en 1984, 1986 y 1988, y con el sonido de aquel entonces. Volver a refrescar esas canciones y traerlas al sonido de hoy en día para mí fue una ventaja tremenda. Yo lo hice con mucho amor, les puse todo lo que tenía para presentar ahora aquellas canciones.

-¿Ha cambiado mucho su público en estos años?

-Ya tengo abuelos, madres, padres e hijos, y muchas mujeres embarazadas (ríe). Yo hago un género pop, aunque también aparezcan otras cosas, y es un género que no te marca una edad específica para poder escucharlo; son canciones que pueden gustar a cualquier persona, no es necesario tener tal edad o tal condición para que te pueda gustar. Eso es así porque son canciones sinceras, si se quiere incluso simples. Intento que sean lo más simple posibles y mira que me cuesta. ¡Hacer lo fácil es dificilísimo!

-¿Y por qué cree que eso es así?

-Porque lo que intentamos todos es complicarnos. Sin embargo, lo más genuino está en lo sencillo y cotidiano, en lo que manejamos día a día. Ahí está la esencia de la vida, en lo simple, en lo sencillo.

-La melodía, la letra, la producción... ¿A qué le da más importancia cuando compone?

-A todo, todo, todo, absolutamente todo. Hasta la última coma que explique un texto; hasta la última nota de un violín; todo tiene que estar revisado cincuenta mil veces.

-Usted canta, compone, produce. ¿Cuál de sus facetas artísticas le hace más feliz?

-Creo que en todas. Si solo fuese feliz en alguna de ellas esto sería un desastre. Componiendo una canción, bueno, no te puedo explicar lo que siento, pero componer una canción que te guste es mejor que un orgasmo. Luego, llevarlo a un estudio y grabarla todo eso es muy mágico. Y al final, te montas en una tarima y la cantas con la gente, eso es maravilloso. Escogí una profesión maravillosa, que amo y que espero poder realizar toda la vida.

-¿Cómo reacciona cuando escuchas sus canciones en boca de otros artistas, como Chayanne y Ana Belén?

-(Ríe) La primera vez que la escucho siempre encuentro un detalle, algunas cosas, pero yo siempre recomiendo a todo el mundo que no hagan un juicio la primera vez que se escucha una canción. Eso no es justo porque el compositor antes de soltar esa canción la repasó cincuenta mil veces. El productor, cuando la produjo, la repasó otras treinta mil veces; y el cantante, antes de cantarla, seguramente la escuchó unos cuantos de miles de veces. Así que viene uno y la primera vez que la escucha suelta un juicio. No es justo. Hay que escucharlas varias veces para tratar de entender lo que quisieron decir las personas que intervinieron en ella. En esos casos que nombras, han defendido muy bien mis canciones y tengo que agradecérselo a todos ellos, porque además me han dado una carrera como compositor.

-¿Cómo recuerda su última estancia en Vigo?

-Fue maravilloso, por eso quisimos volver. Siempre que voy a Galicia siento una emoción especial por todo lo que me une a ella. La primera vez que llegué a Santiago me sentí como si hubiera llegado a mi casa; la gente me saludaba y eso que nunca había estado allí. El hecho de haber convivo tantos años con gallegos me hizo acercarme mucho a esa tierra y probablemente por eso sentí eso cuando llegué. Tengo amigos y vecinos gallegos.

-¿Qué le falta por conseguir?

-A mi siempre me falta una canción porque siempre estoy pensando qué voy a escribir, qué voy a componer.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Componer una canción que te guste es mejor que un orgasmo»