El Concello aduce que no baldea el zoo «para protexer aos animais»

Trabajadores del recinto aseguran que hay una restricción casi total con el fin de ahorrar agua, y que deben pedir permiso para usar las mangueras


vigo / la voz

El uso del agua para limpieza en el zoológico vigués se ha convertido en un tema polémico. Fuentes municipales aseguran que la factura que abona el Concello a su concesionaria es elevadísima, de miles de euros, y para evitarlo se ha decidido recortar al máximo su utilización.

El tema explotó con un informe sobre baldeo y uso de agua en el parque en el que un coordinador municipal reclamó por escrito al capataz que «para minimizar o excesivo consumo de auga non se debe baldear para a limpeza dos camiños e zonas de uso público, do mesmo xeito que nos recintos exteriores dos animais».

Pese a la claridad del escrito, la Concejalía de Medio Ambiente negó ayer la mayor y aseguró en un comunicado de prensa que «non hai restricción algunha de baldeo nos recintos interiores dos animais por aforro de auga, senón que a recomendación dos técnicos é que, por razóns de protección de animais, non se debe empregar o método de baldeo naqueles recintos interiores que conteñan palla».

Lo único que reconoce el Concello es que «os técnicos recomendan tamén que se faga un uso responsable da auga nas zonas públicas, de xeito que non se malgasten centos de litro de auga para eliminar, por exemplo as follas dos camiños públicos». Como alternativa, reclama que estos espacios se limpien con escobas.

De otra parte, Medio Ambiente insiste, pese al comunicado que lo veta, en que se baldean os recintos exteriores de los animales y que solo se trata de recortar la limpieza con agua de los espacios destinados al público.

Consultadas fuentes laborales, se insiste en que la restricción es casi completa, hasta el punto de que si un trabajador quiere baldear cualquier zona tiene que solicitar autorización de su encargado.

De esa forma, se da la paradoja de que se baldean las ciudades, y Vigo no es una excepción, por motivos de higiene, y se plantean restricciones a la limpieza con agua de la instalación municipal más visitada. Año tras año, al zoo de A Madroa, el único existente en Galicia, acuden más de 100.000 personas, gran parte de ellos menores.

Respecto al consumo de agua, un informe técnico ha detectado que en el zoo se gasta tanta agua de noche, con grifos y mangueras cerradas, que durante el día, lo que solo puede obedecer a importantes pérdidas en la red. A modo de ejemplo, el pasado 3 de junio, durante la noche, los medidores detectaron un consumo de 54.000 litros, cuando durante la jornada fueron solo 31.000. Otros días es a la inversa, pero siempre con consumos nocturnos elevadísimos.

El comité de salud laboral quiere una investigación y el PP se suma

Desde algún sindicato se ha querido hablar del problema del agua en el zoo con la concejala responsable, Chus Lago, quien lo ha evitado. Ante ello, el comité de salud laboral del Concello tiene previsto pedir una investigación para aclarar la situación.

En la misma línea se ha pronunciado Elena Muñoz, portavoz del PP. «La restricción es una medida gravísima y es necesario y urgente que se den explicaciones. Es un tema que nos preocupa y estaremos atentos para que se solucione», advirtió.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El Concello aduce que no baldea el zoo «para protexer aos animais»