Pastor y Caballero pactan para el AVE un calendario que no les compromete

La ministra promete tramitar el enlace de Cerdedo después de las elecciones


vigo / la voz

Con el fin del mandato del Gobierno central a la vista, la ministra de Fomento le prometió ayer al alcalde de Vigo que en el 2017 estará en obras la variante de Cerdedo para el AVE, que evitará el rodeo por Santiago cuando la conexión de la alta velocidad ferroviaria con la Meseta esté en funcionamiento. El pequeño problema es que antes de final de año habra elecciones generales, por lo que la decisión al respecto le corresponderá al próximo Gobierno estatal. Pese a ello, Abel Caballero se mostró muy satisfecho y considera que con lo ya avanzado existe un compromiso que afectará al siguiente responsable de Fomento.

De haberse llegado a este pacto hace dos años, o al menos uno, la cosa sería diferente y las garantías infinitamente mayores. Ahora mismo, lo que Ana Pastor transmitió al alcalde es que el Ministerio de Medio Ambiente tiene en sus manos la declaración ambiental del tramo de Cerdedo, 60 kilómetros de vías del AVE para evitar ir de Vigo a Santiago para llegar a Ourense.

Su cálculo es que dicha declaración esté lista en enero próximo, justo cuando se constituya el nuevo Gobierno en Madrid. Pese a ello, se atrevió a confirmar que en enero, si la declaración está realizada y es positiva, encargará el proyecto constructivo. Y después, una vez elaborado, que convocará la licitación para adjudicar las obras antes de que finalice el ejercicio. Y luego, a un plazo todavía mayor, que en el 2017 se iniciarán las obras.

Desbloqueo virtual

De esta forma considera la ministra que se desbloqueará el AVE directo Vigo-Madrid, una demanda ciudadana vigente desde hace muchos años que por ahora no ha podido satisfacerse. El motivo principal es su elevado coste (por encima de los 1.000 millones de euros), que hasta ahora Fomento no ha querido asumir.

Pese a que este compromiso solo tendría validez si lo hiciera un ministro mientras dure su mandato, al alcalde la música le sonó bien. «Mi valoración de la propuesta es extraordinaria y es un plazo relativamente corto, el del 2017, para una obra de esta envergadura. Es la luz verde al proyecto de infraestructura más importante pendiente en la ciudad», enfatizó.

Por su parte, la ministra relacionó la falta de decisiones durante cuatro años sobre Cerdedo por la necesidad de tramitar la declaración de impacto ambiental, a la que han presentado alegaciones varios municipios por los que discurre, concretamente Forcarei y el propio Cerdedo. «Ahora todo se ha remitido al Ministerio de Medio Ambiente para la declaración ambiental. Luego, con el proyecto, será licitado».

A expensas de los múltiples albures que hay por medio hasta el 2017, Caballero consideró este compromiso como «un notición». Motivo, que «este gobierno y el siguiente tendrán que respetar el compromiso que desatasca el proyecto». Eso, obviamente, se sabrá en su momento.

Vía libre al edificio de Thom Mayne en la terminal antes de los comicios

A expensas de lo que pase, el acuerdo de ayer puede ser relevante para la estación del AVE, aunque la ministra lo anunció antes de reunirse con Caballero. Pastor convocará siendo ministra, en septiembre u octubre, un concurso para solicitar inversores privados y hacer realidad el edificio diseñado por Thom Mayne para cubrir la terminal ferroviaria de Urzaiz ya en servicio.

Lo convocará como ministra aunque lo ajustado de los plazos permite imaginar que será su sucesor, o ella en tiempo de descuento (depende de la agilidad administrativa), quien conozca el resultado y lleve a cabo la adjudicación.

Salvo novedades, se convocará la construcción de un inmueble de 90.000 metros cuadrados destinado a centro comercial y aparcamiento, con una inversión de unos 90 millones de euros. Será acometida por Vialia, la sociedad privada de ADIF que gestiona este tipo de proyectos, aunque si no hay inversores privados quedará pendiente.

Será el segundo concurso con el mismo objetivo. Siendo ministro José Blanco, en el 2011, se convocó un otro similar para materializar el proyecto inicial de Mayne (180.000 metros construidos y 180 millones de inversión), pero quedó desierto. Según Pastor, «los expertos de ADIF me dicen que ahora hay condiciones para sacar la licitación» tras superar lo peor de la crisis.

A vueltas desde el 2000 con el trazado directo a Madrid

El fracaso de una línea en ele, similar a la catalana, en la que el AVE entrara en Galicia por Ourense y siguiera, con trazado único, por Vigo, Pontevedra, Santiago y A Coruña, que en el sur se considera un error histórico, puso sobre la mesa la necesidad de un enlace directo de Vigo a Ourense. La media hora de pérdida que implica el desvío a Santiago sería un retraso enorme que podría no hacer competitivo el AVE frente al avión.

La primera propuesta de este enlace por Cerdedo fue obra del exministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos, quien planteó el valle de Cerdedo en lugar de la ruta del Miño que ofertaban Xunta y su ministerio hasta entonces.

Unos años después, en el 2007, desde Fomento se apuntaban el año 2013 como el momento en que se podría tomar la alta velocidad ferroviaria para ir de forma directa desde Vigo hasta Madrid. España tenía entonces un gobierno socialista, y analistas e ingenieros veían esa fecha muy optimista, considerando más factible la del 2015, justo el año en el que nos encontramos... discutiendo sobre el mismo asunto.

El entonces recién nombrado aspirante a la alcaldía por el PSOE no lo veía claro, y realizó una declaración sonada en enero del 2007 advirtiendo que «si el ministerio no da una respuesta rápida y garantías, no seré candidato». Debió de recibirlas, pues Caballero lo fue y se hizo con la alcaldía, puesto en el que continúa aunque el enlace por Cerdedo sigue siendo una entelequia.

Para su disgusto, la ministra de Fomento de su partido, Magdalena Álvarez, indicó, mapa en mano, un año después y en el propio Congreso, que no contaba con construirlo.

Lo que pareció un compromiso firme llegó otro año más tarde, en el 2009, tras la firma del Pacto del Obradoiro entre José Blanco, sucesor de Álvarez en Fomento, y el recién elegido presidente de la Xunta, Núñez Feijoo. Pactaron su construcción para que entrara en servicio en el 2015, con enero del 2011 para la adjudicación de la redacción del proyecto básico.

El tiempo confirmaría después que ni proyecto básico ni tampoco complejo. Con Blanco se realizó un estudio ambiental, dividido en tres fases, que fue desechado cuando llegó Ana Pastor, en las navidades del 2011, una forma de aparcar esta elevada inversión sin decirlo y también sin renunciar a ella.

El sistema fue encargar otra, que ahora, a punto de terminar su mandato, sigue sin estar lista. Y de nuevo el proyecto se compromete para otro Gobierno sin que ello, a día de hoy, no suponga otra cosa que ampliar plazos que nos situarían en el horizonte del 2020. De ser tampoco sería muy tarde pues al menos hasta el 2018 no se espera la llegada del AVE, que ahora mismo hay quien cuestiona al estar parados algunos tramos en estos momentos. Si ambos fueran ciertos, serían solo dos años los que los vigueses tendrían que ir a Madrid dando un rodeo. Después de tantas idas y venidas, proyectos parados y desmentidos, casi un mal menor.

Y es que durante el actual Gobierno de Mariano Rajoy también ha habido versiones opuestas sobre este polémico asunto. En febrero del 2012 Pastor lo consideró prioritario, pero Feijoo, en mayo, no lo consideraba absolutamente prioritario.

Y respecto a la inversión, lo que a ciencia cierta nadie conoce, las apuestas también han sido diversas: de 1.200 a 1.800 millones de euros, siempre más de 1.000.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Pastor y Caballero pactan para el AVE un calendario que no les compromete