La mujer de 81 años cuya vivienda van a subastar lo desconoce

La plataforma antidesahucios se manifiesta para reclamar un acuerdo


vigo / la voz

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) se manifestó ayer en Vigo para impedir la subasta de un piso y una vivienda unifamiliar. Esta última está habitada por una mujer de 81 años y sus nietos y el piso por una de las hijas con un bebé.

La familia ha decidido ocultar la situación a la abuela para evitarle un disgusto que, cree, podría acarrearle graves consecuencias, dada su edad. Esta circunstancia hace que el problema sea todavía mayor al imaginarse lo que podría ocurrir si se quedan sin las viviendas, ubicadas en Poio.

Marina, una de las hijas, que ayer acudió a la protesta de Vigo, explica que han pedido a la entidad bancaria que les permita una carencia de tres años y pagar 300 euros al mes. «La hipoteca era de 185.000 euros y están pagados 50.000, pero ahora reclaman más de 200.000», explica. Entiende que si aceptan la oferta del banco de un alquiler social durante un año, estarían en las mismas. Tiene claro que si los inmuebles salen a subasta ya no se podrá hacer nada.

Carlota Pérez, portavoz de la PAH, recuerda que durante las negociaciones con la entidad bancaria hace meses se habló de firmar un acuerdo extrajudicial privado, sin tener que pasar por la notaría. «Siempre llegaron a acuerdos en los que se rebajaba el tipo de interés, pagaban una cuota de la hipoteca mucho menor. Se entregó documentación y pensaban que se haría efectivo, pero después de meses llegó la reclamación del juzgado», comenta la portavoz.

Según la plataforma, el banco alegó que faltaba documentación, de ahí que la familia recurriera a la entidad ante la impotencia de hacer frente a la situación.

De momento, ha conseguido que se paralice la subasta. «Si se subastaran, lo máximo que llegarían a conseguir es la entrega de llaves a cambio de condonar la deuda», apunta Carlota Pérez. La intención es alcanzar un acuerdo para evitar que la familia pierda sus inmuebles. Una forma de conseguirlo sería llegar a pagar 300 euros al mes de la hipoteca y mientras, intentar vender la casa unifamiliar para rebajar la deuda.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca piensa seguir tres días más con la protesta y en caso de que no se logre un acuerdo, está dispuesta a prolongarla hasta que la entidad bancaria se muestre dispuesta a negociar.

En la concentración de ayer en la calle Colón participaron en torno a una treintena de personas con pitos y pancartas en las que se podía leer «Polo dereito á vivenda, contra o xenocidio fianceiro, sinalamos responsables».

La plataforma sale al paso de aquellas entidades y administraciones que declaran extinguidos los desahucios. Buena muestra, dice, es que no solo no ha podido disolverse, sino que ha tenido que ampliar su campo de acción de los desahucios hipotecarios a aquellos otros que se producen por impago de alquiler.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

La mujer de 81 años cuya vivienda van a subastar lo desconoce