Las parejas de hecho repuntan en Vigo tras la brusca caída del 2014

Cada mes de este año se registra una media de casi veintidós

La pareja, en su domicilio del Casco Vello de Vigo, no tiró la toalla para lograr su objetivo.
La pareja, en su domicilio del Casco Vello de Vigo, no tiró la toalla para lograr su objetivo.

Vigo / la voz

El número de parejas de hecho de Vigo inscritas en el registro oficial de la Xunta consigue levantar cabeza como demuestra que la media mensual en lo que va del 2015 sea la más elevada desde su creación hace ocho años. Cada mes se inscriben casi veintidós parejas frente a las trece del 2014, el año con menos registros. Las oscilaciones reflejadas en los últimos tiempos demuestran que no tienen nada que ver con la crisis económica al alternar prácticamente las subidas con los descensos.

Desde su aprobación en junio del 2007, el registro de parejas de hecho compete a la Xunta, en concreto a la Consellería de Presidencia, Administraciones Públicas y Justicia. Permite acceder a una serie de beneficios similares a los del matrimonio. Por el contrario, el existente con anterioridad en el Concello era meramente testimonial y no otorgaba derechos.

En noviembre del pasado año la Xunta reformó el decreto del 2007 para puntualizar y endurecer algunos detalles, así como para introducir una regulación más completa a la hora de cancelar la inscripción. Aclara que «tendrán la condición de parejas de hecho las uniones de dos personas mayores de edad, capaces, que convivan con la intención o vocación de permanencia en una relación de afectividad análoga a la conyugal y que la inscriban en el registro de parejas de hecho de Galicia, expresando su voluntad de equiparar sus efectos a los del matrimonio».

El mayor inconveniente para inscribirse es la cantidad de trámites burocráticos que exige, a veces más duros que los del matrimonio. Es el caso del certificado de empadronamiento de los miembros de la pareja en la misma dirección. En total, son como mínimo una docena de papeles, entre solicitudes, declaraciones y certificados.

Además, existe un riguroso control para evitar fraudes de conveniencia, lo que en caso de demostrarse puede acabar con multa o en el juzgado. El nuevo decreto contempla la posibilidad de realizar actuaciones de oficio para verificar el cumplimiento de los requisitos establecidos para el acceso al registro.

«Si llego a ser de Uganda en vez de alemana, aún sería más complicado conseguirlo»

Hace un año que Parwin Rezai y Tito Estévez son pareja de hecho. Llegar a eso no fue ni mucho menos fácil, su trabajo les costó.

Ella es alemana, licenciada en pedagogía social y experta en nutrición ecológica, una de esas personas que ahora se dan en llamar emprendedoras, lo que le llevó a abrir Biooasis, una propia tienda de productos ecológicos en María Berdiales. Él es presidente de una cooperativa de estibadores.

«Entre lo que tardamos nosotros, los papeles que nos pidieron, los que nos llegaron de vuelta y hasta que lo conseguimos todo, pasaron seis años, y si llego a ser de Uganda en vez de alemana, aún sería más complicado conseguirlo. Una vez que lo tuvimos todo, tardaría unos dos meses», explica Parwin Rezai, quien lleva más de veinte años residiendo en la ciudad. Entiende que debería de estar más claro el papeleo, al menos dentro de la Unión Europea.

«El papel que me resultó más difícil conseguir fue el que acreditada que no estoy casada en ninguna parte de Alemania, porque lo tenía que firmar la policía y traducir al castellano. Con ese último papel me volvían local y llegué a decirle a Tito que era el último intento, que si no llegaba, no había pareja de hecho». Entre las ventajas que advierte por oficializar su relación cita la posibilidad de poner el piso a nombre de él por si le sucede algo, aunque también deberá pasar por el notario. Disponer de días si uno de los dos o alguien de la familia enferma, el acceso a la pensión de viudedad y una separación más fácil sin abogados, son otros beneficios. El mayor inconveniente que ve es que es todo está un poco confuso y que solo sirve para Galicia. «Tendría que ser europeo, aunque reconozco que aquí estamos más avanzados. En Alemania solo existe para parejas homosexuales», concluye.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Las parejas de hecho repuntan en Vigo tras la brusca caída del 2014