Air France reclamó cuatro millones de euros para seguir en Peinador

En mayo suprimió la rutaVigo-París al no conseguir ayudas públicas


vigo / la voz

En vísperas de la reunión de Caballero con Feijoo del próximo lunes, en la que el futuro de Peinador será uno de los temas relevantes, el alcalde vigués desveló ayer el motivo por el que Air France dejó la terminal viguesa la pasada primavera después de casi doce años operando en Vigo. Según el alcalde, la compañía francesa reclamó 4 millones de euros anuales para compensar las hipotéticas pérdidas que le generaba operar desde el aeropuerto vigués, y al no conseguirlo bajó la persiana.

Hasta ahora este dato no había sido dado a conocer, aunque la motivación económica era evidente. En los últimos años los operadores aéreos habían resaltado el hecho de que Air France mantenía la línea Vigo-París sin ayudas económicas públicas, en contraposición con lo que ocurre en otros aeropuertos gallegos, una situación que ya es historia.

En cualquier caso, el proceso de salida fue lento, pero sostenido. Años atrás la aerolínea francesa mantenía cuatro conexiones diarias en Vigo, que pronto pasaron a dos. Finalmente, dejó la ruta en solo una hasta que decidió cerrarla. Una decisión sin duda gravemente perjudicial para Peinador, que perdió su única conexión internacional permanente (la de Londres siempre es estival y depende de las ayudas que aporta el Concello vigués), con la conectividad que permitía a los viajeros vigueses el aeropuerto de destino, el Charles de Gaulle parisino. Con docenas de vuelos internacionales, mantiene vuelos competitivos con Canadá, Japón y China y otros países de Asia y Oriente Medio.

La reclamación económica de Air France fue criticada veladamente por Caballero, quien considera que «no hizo bien los cálculos: sumaba solo los ingresos de la línea Peinador-Charles de Gaulle, pero no las transferencias que aporta». En tono coloquial, dejó clara su argumentación: «Contabilizaba los 50 euros del viaje Vigo-París, pero no los 2.500 del cliente que después seguía desde allí a Hong Kong», señaló el regidor vigués.

Su impresión es que Air France «tenía una estrategia que implicaba no operar desde Vigo. Si creen que lo harán desde otro lado, y se lo digo con cariño, ya que se portaron bien con esta ciudad, veremos si lo consiguen».

Negociaciones abiertas

Tras el cierre, en un primer momento, el gobierno municipal anunció gestiones con la propia Air France y con otras compañías para recuperar el vuelo. Casi dos meses después nada ha vuelto a saberse. Ayer Caballero insistió en que seguían los contactos con cuatro empresas, pero que no había nada cerrado, ni plazos, y que el tema es complicado, pero que no desisten.

La salida de Air France ha dejado a Peinador frente a una realidad inapelable de solo tres rutas fijas: las obligadas de Madrid y Barcelona y una tercera a Bilbao. Los vuelos estivales a las islas y el Mediterráneo, además de Londres, maquillan una situación grave que se concreta en que el número de viajeros actual retrotrae a Peinador a datos de finales del siglo XX.

El alcalde pedirá dinero a Feijoo para nuevos vuelos desde la terminal viguesa

El alcalde hablará el lunes con Feijoo tras seis años de incomunicación entre ambos dirigentes. La cartera de asuntos a tratar es larga, pero Peinador será uno de los temas a debatir a la espera de sentar siquiera las bases para futuros acuerdos.

Caballero no quiso ayer dar a conocer cuales serán sus propuestas («por cortesía debe conocerlo primero mi interlocutor, y si empiezo a hablar ahora no va a ir bien», señaló), pero dio a entender que una inyección económica de la Xunta para potenciar líneas y rutas, y en última instancia recuperar viajeros, sería bien recibido por un gobierno municipal que ha hecho de la potenciación del aeropuerto uno de sus principales preocupaciones para el futuro de la ciudad.

En estos años el alcalde reiteró a la Xunta un planteamiento doble: o llegaban a Peinador los fondos que según el alcalde la Xunta ha estado dando a Lavacolla y Alvedro o se cerraba el grifo para todos. Ayer se le preguntó si iba a plantear al presidente la opción de ayudas cero para todos y se escudó en que «hay muchas posibilidades», mostrando así preferencia por participar en el reparto de nuevas subvenciones económicas.

Cooperación

Aunque no habló de propuestas concretas y ni siquiera de si las habrá en esta primera reunión, si reiteró el mensaje que lleva semanas enviando al titular de la Xunta. «Espero que todos hayan entendido que hay un tiempo nuevo en Galicia, y por nuestra parte vamos con intención de cooperar, algo a lo que siempre estuvimos dispuestos. Confío en que la Xunta y Feijoo hayan hagan la misma lectura que los ciudadanos», concluyó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Air France reclamó cuatro millones de euros para seguir en Peinador