Los trenes entre Vigo y Madrid irán por Santiago tras las elecciones

Adif ya ha comenzado el operativo para trasladar las líneas de largo recorrido de la estación de Guixar a la nueva de Urzaiz

B.R. Sotelino
Vigo / La Voz

Después de las elecciones municipales del 24 de mayo, los vigueses viajarán en tren a Madrid pasando por Santiago y con paradas en Pontevedra y Vilagarcía. Adif y la operadora Renfe ya han comenzado el trasaldo de mobiliario y de personal de la estación de Guixar a la nueva de Urzaiz, desde la que partirán todas las líneas de largo recorrido hacia la capital de España y hacia Barcelona. La de Bilbao será la única que seguirá circulando por el Miño.

Todavía no existe una fecha concreta (Renfe evitó ayer confirmar el plan a este periódico), pero se trata de un secreto a voces. Los mandos intermedios han adelantado a los trabajadores que a finales de mayo o a primeros de junio se hará efectivo el cambio.

Entre todas incógnitas que se pueden plantear, hay tres importantes de entrada: el tiempo de viaje, el precio del billete y el trayecto exacto. La decisión de trasladar a Guixar las conexiones con Madrid y Barcelona responde a la pretensión de dar un servicio completo a la provincia, pues habrá paradas en Pontevedra y Vilagarcía, por la vía de altas prestaciones del Eje Atlántico. Se desconoce todavía si también habrá una parada en Santiago: una posibilidad es aprovechar para recoger ahí a más pasajeros y hacer la maniobra de enganche con los trenes de A Coruña y otra completamente distinta, utilizar el by-pass para evitar la entrada en la estación compostelana y dejar la maniobra para la parada en Ourense.

En teoría, el tiempo de viaje Vigo-Madrid apenas variará. En estos momentos llega a hacerse en 6 horas y 40 minutos. Los expertos consultados por este periódico apuntan que con el rodeo por Santiago se tardará como mucho entre cinco y diez minutos más. Pero el número de kilómetros recorridos será mayor y eso podría repercutir en el bolsillo del usuario (Renfe fija sus tarifas en función de las distancias), salvo que se adopte la decisión expresa de mantener los actuales precios.

Además del golpe psicológico que representará el rodeo que tendrán que dar los usuarios de la mayor ciudad de Galicia, el principal hándicap del cambio a la estación de Urzaiz se producirá para los viajeros de las zonas de O Baixo Miño y O Condado. La estación de Guillarei despachó el año pasado unos diez mil billetes para la conexión con la capital de España por la línea del Miño. La población del sur de la provincia de Pontevedra pronto tendrán que acercarse hasta Vigo si desea subirse al tren.

El viaje directo por el corredor tradicional del río Miño se quedará para los trenes regionales y también para las conexiones con León, Ponferrada y Bilbao.

Tres ministros

El rodeo por Santiago para los trayectos Vigo-Madrid es una decisión que viene de atrás. La ministra socialista de Fomento Magdalena Álvarez defendió ese recorrido en octubre del 2008, en el Congreso de los Diputados. En aquella ocasión habló de dos conexiones para los vigueses sin descartar la variante de Cerdedo. La previsión no la corrigió ni su sucesor en el cargo José Blanco, ni luego la popular Ana Pastor. Esta última volvió a aprobar el pasado mes de enero los trámites ambientales de la línea directa que precisa Vigo con Ourense, pero la decisión definitiva sobre la construcción del proyecto, su financiación y el arranque definitivo de las obras todavía se vislumbra lejos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Los trenes entre Vigo y Madrid irán por Santiago tras las elecciones