Condenado a siete años por facilitar explosivos a Resistencia Galega para estallar en un cajero de Vigo

Carlos Calvo Varela ayudó, según la Audiencia Nacional, a proporcionar el artefacto que se colocó en octubre del 2011


EFE

La Audiencia Nacional ha condenado hoy a 7 años de cárcel a Carlos Calvo Varela por haber facilitado explosivos a miembros de Resistencia Galega para que colocaran un artefacto en un cajero automático de Vigo en octubre de 2011.

En la sentencia, la sección primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional -Fernando Grande-Marlaska, Manuela Fernández Prado (ponente) y Nicolás Poveda- considera que esta acción de Varela, ya condenado a 12 años de cárcel por colaborar con Resistencia Galega, es constitutiva de un delito de tenencia de artefacto explosivo en concurso con otro de colaboración con organización terrorista.

El tribunal considera probado que en la madrugada del 10 de octubre de 2011 «una persona, cuya identidad no consta, a la que Carlos Calvo Varela había hecho llegar la bolsa con el artefacto, la colocó en el recinto de un cajero automático de la entidad Novacaixagalicia en la Alameda Suárez Llano» de Vigo.

Además, «para facilitar el acceso al recinto del cajero», el acusado «rompió un trozo de su carné de conducir, en el que no aparecían sus datos personales, para que sirviese para introducirlo en el mecanismo de apertura de la puerta y bloquearlo».

Aviso

Una hora más tarde, unos jóvenes entraron en el cajero y vieron la bolsa con una nota en la que ponía «Perigo bomba», por lo que avisaron a la Policía. Tras comprobar los primeros agentes que acudieron al lugar de los hechos que efectivamente la bolsa podía contener una bomba, avisaron a un equipo de desactivación de explosivos que se personó poco después.

Los TEDAX sacaron al exterior la bolsa y procedieron a su explosión controlada en plena calle, lo que no obstante causó daños en inmuebles de las inmediaciones de entre 295 y 16.663 euros.

En el juicio, Varela, de 27 años, negó haber participado en estos hechos y, como coartada, aseguró que esa noche fue en el coche de su pareja a las fiestas de San Froilán de Lugo, donde estuvo con unas amigas, y que a la vuelta a su domicilio en Santiago estuvo contestando a unos correos. Aunque matizó que su ordenador esta registrado con el horario del meridiano de Greenwich.

Carnét extraviado

Sobre el carné dijo haberlo extraviado «sin saber cuándo», mientras que el informe pericial elaborado al respecto señaló que la fecha de caducidad que constaba en el fragmento encontrado en el cajero coincidía con el de 38 personas, entre ellos Varela, «y aunque inicialmente no se observó similitud ninguna de esas firmas» finalmente los peritos acabaron «por establecerla».

La acción tampoco fue reivindicada, pero según el tribunal, «entra dentro de los objetivos de Resistencia Galega» y la zona de Vigo «se corresponde con el territorio de actuación de esta organización». Además, el tipo de artefacto y hasta la notificación de Perigo Bomba «concuerdan con los utilizados por esta organización».

Añaden además que, «aunque se pretendiese cuestionar que fue quien facilitó el explosivo, seguiría siendo el autor del delito, pues habría actuado de acuerdo con los miembros de la organización y proporcionando el trozo de su carné para llevar a cabo la acción».

La Fiscalía, que pedía para él 16 años de cárcel, lo acusó también de ser la persona que colocó el artefacto, pero a este respecto los magistrados entienden que «hay que tener en cuenta que la grabación de la persona que entra, como lleva puesta la capucha del anorak y agacha la cabeza mirando al suelo, no permite ver su rostro ni dato identificativo alguno». 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Condenado a siete años por facilitar explosivos a Resistencia Galega para estallar en un cajero de Vigo