Piden 65 años de cárcel para la red de vudú que tenía esclavas sexuales en Vigo

La Audiencia juzgará el 28 de abril por inmigración clandestina y trata de seres humanos a tres nigerianos que amenzaban con vudú a sus víctimas


VIGO / la voz

Los tres jefes de la red internacional que explotaban a nigerianas como esclavas sexuales en Vigo y las atemorizaban con rituales de vudú se enfrentan a un total de 65 años de cárcel. El juicio se celebrará dentro de un mes, el 28 de abril, en la Quinta Sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo. El asunto se destapó porque la policía liberó a una nigeriana que era explotada en O Berbés. También fueron rescatadas dos compatriotas que se prostituían en Poitiers (Francia) mientras la red retenía a sus bebés malnutridos, que la policía halló en el piso de los cabecillas en Valmojado.

La Fiscalía pide 31 años de cárcel para la jefa de la banda, Joy I., nacida en Edo State, en Nigeria. Le acusa de los delitos de pertenencia a grupo criminal, inmigración clandestina, trata de seres humanos con fines de explotación sexual y laboral, actos contra la integridad moral e inducción a la prostitución mediante engaño, intimidación y vulnerabilidad de la víctima. Y le atribuyen una falsedad en documento oficial por hacer un permiso de residencia a un ilegal.

Los otros cabecillas, Osaretin U., marido de Joy, e Isaac Frank O.I., hermano de la jefa, nacidos en Benin City, se enfrentan a 23 y 11 años de cárcel, respectivamente. La banda tenía bases en Madrid y Toledo y contaban con reclutadores en Nigeria, transportistas en Marruecos y una mami en Poitiers. Otro hermano de Joy, un estudiante de Rabat, fletaba pateras hasta la costa española con inmigrantes clandestinos. Alojaba y explotaba a los sin papeles y, antes de cruzar el Estrecho, les ordenaba telefonear a su hermana, que les diría cómo lle

Las mujeres nigerianas entraban con sus bebés, nacidos durante el viaje, para impedir su expulsión de España y del espacio Schengen. Para pagar su deuda, debían entregar el dinero de la prostitución al matrimonio.

La Fiscalía sostiene que la red controlaba a las víctimas con amenazas telefónicas de hacerles vudú y dañar a sus familias. El matrimonio se quedaba con el bebé de cada esclava sexual para cuidarlo en un piso de Valmojado (Toledo) mientras ella viajaba a prostituirse. Ataban a los niños a la cama desnutridos, sedados, encerrados y solos. Tenían quemaduras. Por tales «cuidados» cobraban 250 euros al mes a las madres. Tras la detención, mandaron a otro a visitar a la familia de la que creían su denunciante. En junio, la Audiencia juzgará a una banda similar.

Prostituida en O Berbés por miedo a que le hiciesen un ritual de magia o mal de ojo a su hijo

La Fiscalía relata en su escrito de calificación el caso de una testigo protegida nigeriana que viajó desde su país en el 2008 con dos mujeres hasta Rabat, donde llegó un año después. El hermano de Joy, Peter (que no está procesado) la alojó en su casa y la obligó a ejercer la mendicidad para él y le dio una paliza cuando ella reclamó parte del beneficio.

Peter organizó en el 2010 un viaje en cayuco o patera a España y la víctima cruzó a España. Tras alojarse en casa de la jefa de la red, Joy le ordenó dirigirse a Almería. Fue acompañada de un nigeriano desconocido y una compatriota la condujo a un club de Roquetas de Mar para trabajar como prostituta, algo que ella ignoraba. Ante su reticencia, Peter le llamó desde Marruecos y luego Joy para recordarle que les debía 35.000 euros y debería trabajar para ellos. Hubo más llamadas, en las que la amenazaban con hacer vudú y causarle un mal a su hijo en Nigeria y a su familia. «Crearon en ella un sentimiento de miedo y terror que le impedía el abandono de esta actividad por ser el único medio de poder abonar la deuda», dice la fiscal.

En el 2011, recaló en Vigo y la red la destinó a ejercer la prostitución en O Berbés. Dormía en casa de una compatriota y recibió más llamadas para amenazarla con el vudú. Por los abusos sufridos en 4 años, padeció cefaleas, ansiedad, insomnio, una tensión que anuló su vida y le dejó como secuela una depresión.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Piden 65 años de cárcel para la red de vudú que tenía esclavas sexuales en Vigo