El museo trata de reinventarse en la tormenta


Desde su creación en el 2002, el Marco se enfrenta a una dura crisis económica, reflejo de la que vive la sociedad. En esas circunstancias, sus rectores tratan de reinventarse.

¿Cuánto dinero perdió el Marco en los últimos años?

El presupuesto de la Fundación Marco es este año de 860.000 euros procedentes del Concello de Vigo, la Xunta de Galicia y el Ministerio de Cultura. El gobierno local es el principal soporte de este museo, con los 605.000 euros. Sin embargo, esta misma cantidad ha sufrido un importante recorte en los últimos años, ya que su cota máxima se estableció en los 800.000 euros. El descenso del Ministerio de Cultura ha sido también vertiginoso. De los 150.000 euros que reservaba el Gobierno en el 2006, se fue disminuyendo la aportación hasta los 35.000 euros actuales. Algo similar ocurre con la Xunta de Galicia, que llegó a enviar 200.000 euros hace nueve años, por los 50.000 actuales. De todo el presupuesto, la dirección tan solo puede destinar unos cien mil euros a la producción de exposiciones. El resto se queda en el mantenimiento del edificio y empleados.

¿Quiénes constituyen el patronato?

Una de las principales razones de la reducción económica experimentada por el Marco es la huida de algunos patronos. La salida de la Diputación dejó al museo sin una importante aportación económica, ya que llegó a enviar a esta entidad 150.000 euros. Aquella salida estuvo rodeada de polémica ya que la institución provincial ni siquiera esta al día con sus obligaciones anteriores. Pero la otra gran pérdida sufrida por el Marco vino de la desaparición de las cajas gallegas. Novacaixagalicia era un pilar fundamental para la salud financiera del museo. La entidad heredera de la Caja de Ahorros Municipal de Vigo llegó a destinar 300.000 euros cada año al presupuesto del museo.

¿En qué han repercutido los recortes?

Por un lado, en un cambio de planteamiento expositivo y, consecuentemente, en la disminución del número de visitantes. Las colaboraciones con otros museos han ayudado al Marco a seguir manteniendo una oferta digna. Mucho más preocupante es el descendo en el número de visitantes experimentado. El Museo de Arte Contemporánea de Vigo cerró el año pasado con 68.733 visitas, una cifra ligeramente inferior a la alcanzada por el museo en el año 2007. Son trece mil personas menos que en el 2013. En comparación con el techo de visitas alcanzado en el 2011, cuando llegó a los 116.556, el centro ha perdido en estos tres últimos años 47.823 visitantes, el número de personas que pasaron por Príncipe 54, en el año 2004.

¿Se buscan soluciones dentro del Marco?

Sí, por primera vez en sus trece años de historia, el Museo de Arte Contemporánea de Vigo, Marco, logró realizar una exposición con el patrocinio completo de una empresa privada. Se trata de la compañía catalana de seguros médicos DKV, que a través del programa Arteria DKV dedica una parte de su presupuesto a fomentar la creación artística. Su aportación en el Marco ha permitido desarrollar la exposición Producción 2015, que se puede ver hasta febrero del 2016.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El museo trata de reinventarse en la tormenta