«Muchos asuntos no llegan a sala porque no da tiempo»

Los funcionarios del juzado de Familia número 5 de Vigo reconocen estar totalmente saturados. Sobre todo por el tipo de asuntos que tratan y porque la mayor parte de los casos se mantienen vivos durante años


Redacción / La Voz

«Abrir el correo, organizar el archivo, recoger una media de 50 testimonios semanales, llevar documentos a la Fiscalía, ir por demandas, luego está atender al teléfono, al público...». Una funcionaria del juzgado de Familia número 5 de Vigo describe rápidamente toda la labor que tiene que hacer. Reconoce que ahí están totalmente saturados. Sobre todo por el tipo de asuntos que tratan y porque, la mayor parte de los casos, se mantienen vivos durante años.

Pero no solo eso, la crisis ha multiplicado sobre todo los procesos de modificación de medidas en asuntos como los divorcios. También el elevado índice de envejecimiento poblacional ha disparado el número de internamientos en centros. «Son cosas que no pueden esperar. Un internamiento ha de resolverse en 72 horas, pero luego hay que revisar dos veces al año el estado de esas personas. Luego están todos los certificados que piden del Inem...», dice otra compañera.

«En Vigo somos dos juzgados de Familia, nos han puesto un juez de refuerzo, pero no los funcionarios que se requerirían para poder sacar adelante el trabajo», explican. La consecuencia: «Calculamos que en torno a un 15 % de los señalamientos no llegan a sala porque no ha dado tiempo».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Muchos asuntos no llegan a sala porque no da tiempo»