La Xunta paga 302.500 euros por un vídeo de Enrique Iglesias en Galicia

El cantante estrenará antes del 22 de febrero un clip rodado en 12 puntos de la comunidad que reportará al erario, según el Gobierno, más de 1,4 millones


santiago / la voz

Ayer el padre, hoy el hijo. Al igual que Julio en la década de los noventa, Enrique Iglesias también recibirá dinero procedente de las arcas públicas de Galicia. Aunque este, a diferencia de aquel, lo hará en menor cuantía y de manera indirecta, a través de su discográfica, a la cual la Xunta entregará 302.500 euros en concepto de «promoción» de la comunidad. Esa suma, según fuentes del Gobierno autónomo, cubrirá gastos de producción de un videoclip del cantante (Noche y de día) rodado íntegramente en 12 localizaciones de las cuatro provincias. El retorno económico para la Administración, sostiene esta última, será cinco veces superior, como mínimo.

Rodaje del videoclip en Santiago
Rodaje del videoclip en Santiago

La Axencia de Turismo de Galicia publicó ayer en una página web institucional un documento fechado a 30 de enero en el cual se compromete a abonar a Universal Music Spain, por contrato privado adjudicado a dedo, 250.000 euros más el IVA correspondiente. Encontraba así su colofón una historia que La Voz había destapado el 15 de noviembre: la del regreso a la escena actual de las relaciones económicas entre la Xunta y los Iglesias.

Rodaje en el monasterio de Carboeiro
Rodaje en el monasterio de Carboeiro

Por aquel entonces, consultada al respecto, la citada agencia autonómica se había limitado a reconocer que estaba «estudiando y valorando una posible colaboración» con el artista español. Un mes más tarde, su directora, Nava Castro, insistía en la misma tesis, si bien ya ponía cifras provisionales a la operación: a lo sumo, impuestos incluidos, la factura ascendería a 350.000 euros. Ahora trascienden los números definitivos. Comparando, por ejemplo, la cosa le saldrá al erario por un 13,6 % menos de lo que costó traer a Galicia el final de la Vuelta 2014 y por un 44 % más de lo que la Axencia Galega de Industrias Culturais (Agadic) destina anualmente a subvencionar festivales de música.

 

Tras los pasos de «Bailando»

Precedido de una «potente» campaña promocional en las redes sociales, el vídeo verá la luz en algún momento entre el 12 y el 21 de febrero, de acuerdo con fuentes conocedoras del calendario de lanzamiento. Con impacto mundial, se estrenará en exclusiva a través de la plataforma Vevo, como el anterior trabajo audiovisual del intérprete: Bailando. Este último, en ese canal y en YouTube, ya ha sido visionado 661,34 millones de veces.

Es a cifras como esas a las que se agarra el departamento de Nava Castro para calcular que el nuevo clip, con un éxito de público cuatro quintas partes inferior al del viejo, reportaría al turismo y a la imagen exterior de la comunidad un retorno equivalente a una inversión publicitaria convencional de 1.425.000 euros. Se trata, aduce una portavoz autorizada, de una estimación «sumamente conservadora», que incluye los impactos vía YouTube y Facebook y excluye los asociados a televisión y prensa.

El argumento del vídeo, cuentan quienes ya lo han visto, gira en torno a una especie de fiesta secreta, grabada este otoño en el monasterio de Carboeiro (Silleda), en la que se hallan Enrique Iglesias y dos colegas de profesión: el catalán Juan Magán y el puertorriqueño Yandel. «La trama -narran esas fuentes- va de la mano de unos turistas que arriban a Galicia y tratan de encontrar el misterioso lugar durante un recorrido en el que se recogen imágenes de gran belleza, perfectamente identificables, todas ellas de la comunidad».

Intercalados con los del templo referido, se van sucediendo en la pantalla planos de la Ribeira Sacra y su cañón del Sil, de la ciudad de Pontevedra, de la playa de As Catedrais (Ribadeo), de Rande (Vigo), de los puentes urbanos de Ourense, de la torre de Hércules, de la muralla de Lugo y de cuatro puntos de Santiago: el complejo del Gaiás, la catedral, el Obradoiro y el monte do Gozo. Sobreimpresionado, además, aparece el rótulo «Galicia».

 

Un «insulto» para la oposición

A la oposición, sin embargo, el tema no le convence. «No compartimos malgastar los recursos de todos en un señor que ni es de Galicia ni la representa», censura el diputado socialista Manel Gallego. «É a imaxe -critica el parlamentario de AGE Antón Sánchez- do país de Feijoo; en vez de traballar en proxectos serios, aposta por ocorrencias». Ana Pontón (BNG), por su parte, espeta: «É un insulto a todos os que sofren os recortes porque supostamente non hai cartos, un despropósito, un despilfarro, unha política necia».

Aquel «canto» a costa del Xacobeo

No es la primera vez que los Iglesias hacen negocios con el Gobierno autónomo. El padre de Enrique, Julio, cobró a principios de la década de los noventa de la Xunta que presidía Manuel Fraga 300 millones de pesetas, al cambio, 1.800.000 euros, sin tener en cuenta la inflación acumulada. Los ingresó, oficialmente, por aceptar la designación de embajador plenipotenciario del Xacobeo 93, por comprometerse a vender los encantos de la comunidad autónoma por el mundo adelante, por actuar en Santiago y por ceder los derechos de su célebre tema Un canto a Galicia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La Xunta paga 302.500 euros por un vídeo de Enrique Iglesias en Galicia