«Lo que nos han hecho con As Dornas es una injusticia»

El exadjudicatario está convencido de que no se tirará el paseo de Samil

Félix Goberna, antiguo adjudicatario de As Dornas, el martes ante el que fue su negocio.
Félix Goberna, antiguo adjudicatario de As Dornas, el martes ante el que fue su negocio.

Vigo / La Voz

La decisión del gobierno municipal de mantener en pie el edificio del restaurante Jonathan de Samil y de derribar el de As Dornas, situado en la misma playa y a pocos metros, ha enfurecido a la familia que mantuvo la concesión de este último desde 1960, cuando se conocía como Cocho das Dornas. El exadjudicatario, Félix Goberna, no sale de su asombro al escuchar cómo se les llena la boca a los políticos locales anunciando el derribo de su antiguo negocio para regenerar el arenal, mientras que sacan de nuevo a concurso el Jonathan por un plazo de treinta años. Siempre que puede se escapa a ver los últimos días del que fue su local y a comprobar si ya ha entrado la pica, acontecimiento anunciado desde hace un año. «Lo que nos han hecho con As Dornas es una injusticia tremenda», comenta.

Otro portavoz de la familia que prefiere no identificarse asegura que «el paseo de Samil no se va a echar atrás; eso no lo va a ver nadie, es un farol, una mentira, porque mejor ocasión que esta no la iban a tener».

Lo primero que hay que ser, a su juicio, es persona y no llegar con una orden de desalojo y amenazas de enviar a la policía.

«En pleno mes de junio del 2007 llegó una inspección del Concello a precintar el local e hizo firmar un documento de que se dejaría libre al terminar la campaña de ese año», explica el mismo portavoz, quien recuerda que dejaron sin trabajo a «seis o siete miembros de la familia». Está convencido de que se utiliza este local como una conquista y de que hay comentarios que apuntan que lo abandonaron, pero, a su juicio, todo fue una encerrona. A estas alturas lo dan por perdido.

La ausencia de una explicación del alcalde sobre los motivos por los que derriba As Dornas mientras vuelve a adjudicar el Jonathan todavía exaspera más a la familia de Félix Goberna, cada vez más convencida del trato vejatorio del que fue objeto en su día. El derribo de su antiguo negocio de Samil se viene anunciando por Abel Caballero desde hace un año. Entonces alegó la necesidad de regenerar la playa más populosa de Vigo y de ampliar las vistas ocultas por edificios situados en el paseo como era el caso de As Dornas. El plazo de ejecución del derribo es de noventa días.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

«Lo que nos han hecho con As Dornas es una injusticia»