Todos los nombres de Vigo

Elaneobriga, Vicus Elanei, Vicus Espacorum y ahora, Burbida; a la ciudad se le han atribuido distintas denominaciones. La primera documentación de Vigo es del año 1097


vigo / la voz

Una disputa vecinal entre habitantes de Canadelo y Vigo, ocurrida en agosto de 1097, dio pie a la primera aparición conocida del nombre de la ciudad en un documento. El legajo pertenecía al monasterio de Melón y aportaba también nombres de varios vigueses, curiosamente, uno de ellos llamado Alfonso Vigoiz. La hipótesis de Manuel Santos-Estévez, que propone Burbida como topónimo del Vigo romano, permite recordar algunos de los nombres que han sido aplicados de una forma generalizada o particular a lo largo de la historia.

El arqueólogo de la Universidade de Vigo Fermín Pérez aportó un nombre para el castro prerromano: Eleanobriga. Respalda su afirmación en una ara existente en Braga, que alude a los elanoeobriguensis, procedentes de Elaneobriga (el sufijo briga, que se refire a un lugar fortificado, más el lugar Elaneus). «Este epígrafe está feito por inmigrantes e quizáis poda ser Eleanobriga o nome orixinal do castro de Vigo. É unha hipótese non sen fundamento, pero con argumentos circunstanciais», señaló en su momento el arqueólogo que excavó la villa romana de Toralla.

Helenización

Esta hipótesis permitió que Fermín Pérez Losada realizase en el año 2006, en una conferencia organizada por la asociación Amigos de los Pazos, la propuesta de nombre para el Vigo romano: Vicus Elanei. «Vicus é un xenérico que significa aldea, unha calificación dun nucleo habitado que despois tería o nome propio do lugar. Este xa é máis complicado de coñecer. As fontes escritas falan dun pobo denominado Heleni. Esa denominación é sospeitosa porque significa os gregos e parece que é unha helenización de algún nome indíxena parecido, é moi sospeitoso que se lle chame gregos aos habitantes da zona de Vigo», explicaba.

Tradicionalmente se quiso ver en Vigo el Vicus Spacorum que se situaba en la vía Per Loca Marítima, un nombre propuesto por P. Wasseling en 1735, en su trabajo Vetera romanorum Itineraria sive Antonini Augusti itinerarium. Es el nombre más asentado en el imaginario colectivo de los vigueses. Sin embargo, fue puesto en duda hace unos años por el arqueólogo del Museo de Pontevedra, a raíz de la localización de un miliario. Antonio de la Peña Santos cambió la ubicación de las mansiones que jalonaban la vía XX. Entonces, Vicus Caporum, que también llegó a la conclusión que no era ese el nombre, dejó de situarse en Vigo para trasladarlo a Rois, en el sur de la provincia de A Coruña. El nombre de esta masión tuvo una tercera interpretación. José de Santiago, en su historia de Vigo publicada a finales del siglo pasado, llegó a situar a la Lámbrica citada por Pompolio Mela, en los alrededores de Vigo. Hoy en día, no hay ningún investigador que haya mantenido esa teoría.

Ahora, Manuel Santos-Estevez propone el nombre de Burbida en su artículo Arqueoloxía dun topónimo: o nome do Vigo romano, publicado en Gallaecia. Sin embargo, el investigador no propone un nombre sino dos. Al final del artículo dice: «Nembargante habería que contempla-la posibilidade de que fose Turonio a nova denominación do Vigo propiamente romano, nome citado en fontes a partir do século V, aínda que este é un tema que require un traballo monográfico». La tesis está servida.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Todos los nombres de Vigo