Las asociaciones de vecinos denuncian las «aberraciones» que el Concello pasa por alto

La Voz

VIGO CIUDAD

26 mar 2008 . Actualizado a las 11:24 h.

«Se o sistema non funciona, denunciémolo». La federación vecinal ha puesto en práctica esta máxima con la difusión de una serie de fotos en las que da a conocer casos concretos de obras que, una vez ejecutadas, han supuesto problemas para los ciudadanos en lugar de lo contrario, que supuestamente era lo buscado. Según Antón Sánchez, vocal de urbanismo del movimiento ciudadano, «con estes mínimos exemplos desde a federación esiximos que dunha vez por todas que o urbanismo se programe con criterios que non signifiquen perxuízos para a cidadanía en beneficio do promotor espabilado (aínda que hai boa xente entre eles) e se execute un control efectivo á hora da recepción das obras polo Concello de Vigo para non ter que sufragar os costes de arreglar estas anomalías con cargo ao erario público».

Entre los casos que denuncia la federación destaca el de la foto superior, ejemplo de desidia que se ha producido en la urbanización de la finca de Aires en su confluencia con la Baixada á Laxe, en Castrelos-Sárdoma. En este lugar las aceras terminan contra el jardín de la urbanización sin tener continuidad en los alineamientos de la propia urbanización. En principio no genera riesgos, salvo que el peatón opte por bajar a la calzada.

Farola-ascensor

En la calle Xílgaro (números 22-26) un problema de diseño o también de desidia ha provocado una de estas situaciones que asombran a los vecinos. El vuelo del inmueble tropieza con la farola del alumbrado público, con el agravante de que el báculo llegado el caso podría ser utilizado para ascender con relativa facilidad hasta la segunda planta «cun mínimo empeño», según la federación vecinal (foto inferior derecha).