El Museo do Mar va viento en popa

Un mes después de su reapertura el centro ha sido visitado por seis mil personas y prepara nuevos servicios, como una página web o autoguías descargables en mp3


La exposición permanente del Museo do Mar de Galicia ha sido vista por cerca de seis mil personas en su primer mes de existencia, algo que ha sorprendido incluso al director del centro. «Levamos unha grata sorpresa porque en Vigo, e con razón, a xente sempre é bastante crítica cos novos museos», afirma Pablo Carrera. Sin embargo, esta congratulación no ha derivado en autocomplacencia por parte de los responsables del centro, que ya preparan una serie de novedades y mejoras para facilitar los recorridos de los futuros visitantes.

Guía de marineros

«Estes días estamos a facer a selección dun grupo de vellos mariñeiros que nos axudarán a guiar ás visitas das fins de semana, a súa experiencia no mundo da mar pode ser un aliciente importante para os visitantes», explica el director del museo. Estas personas recibirán un cursillo y contarán con un seguro, pero no recibirán ninguna remuneración económica.

«Algúns visitantes nos fixeron ver que parte da exposición non está moi ben sinalizada, e iso temos que correxilo», añade Pablo Carrera. Junto con esta corrección, el museo prepara la instalación de las autoguías, un sistema que combinará la posibilidad de adquirir estos aparatos en el propio museo, o descargar la información desde la futura página web en cualquier aparato MP3.

La página web es otra de las próximas novedades que presentará el Museo do Mar de Galicia, si hasta ahora no ha sido posible su puesta en marcha, ha sido debido a problemas con el servidor que se encuentra en el Cesga, el Centro de Supercomputación de Galicia. «A finais desta mesma semana poderíamos xa estar na Internet», afirma el director.

Al margen de estos elementos, el museo cuenta con un equipo de personas que dirigen las visitas. «Hai unha persoa por cada espazo expositivo e se coordinan para dar unha explicación máis intensa de cada unha das partes», explica Pablo Carrera.

El tiempo tormentoso que padecimos en los últimos días permitió comprobar a los responsables del museo que las reformas experimentadas han sido correctas. «Foi unha boa proba de lume para comprobar que non tivemos estropicios, e o edificio aguantou ben o mal tempo», añadió.

En donde no pintan tan bien las cosas es en la puesta en marcha de la taberna-restaurante. El concurso de concesión fue declarado desierto y ahora la dirección negocia su apertura. «Había ofertas para coller a taberna pero ninguén quería asumir o servizo de restaurante porque alegaban que era algo moi arriscado», dijo Pablo Carrera.

El director del museo espera que, ahora que ya pasó el acelerón de la inauguración de la exposición permanente, el centro pueda recuperar otras actividades que ya venía realizando en los últimos tiempos, como las conferencias o los talleres. En febrero llegará la exposición tempora Onde o mundo se chama Terranova .

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Museo do Mar va viento en popa