El jardín de los pequeños

El colegio público de A Guía, en Moaña, participa en el programa Voz Natura El colegio público de A Guía (Moaña) lleva tiempo ampliando el jardín escolar cuya construcción comenzó hace nueve años. Este es el tercer curso que el centro participa en el programa Voz Natura, recibiendo del Grupo Voz ayuda económica para realizar su proyecto. Durante este largo período, los chavales, ayudados por los profesores, padres y la brigada de jardinería municipal, convirtieron un terreno vacío anexo al patio y al edificio escolar en un agradable espacio de césped, árboles y plantas.


J.SANTOS MOAÑAEl colegio de A Guía se levantó en el barrio moañés del mismo nombre hace nueve años. Desde el patio del centro se ve la ría de Vigo, la vieja fábrica de conservas fuera de uso desde hace años o la factoría Astilleros Piñeiro. Hacia el oeste está el puerto de Samertolameu, el puerto pesquero de Moaña. Disfrutando de estas vistas, plantaron el pasado martes los niños más pequeños una colección de bulbos en un parterre que linda con el cierre sur del centro. Cada chaval tenía encomendado enterrar dos o tres bulbos. La tierra estaba un poco dura para los pequeños, de los cursos de Infantil, con los que se les complicó un poco el trabajo.La plantación es una fase más en la creación de un jardín que, según explican los profesores, se está haciendo «poco a poco». Empezaron recolectando piedras para construir los bordillos y plantando las primeras plantas. Los padres echaron una mano en estas tareas. El objetivo es «cuidar, disfrutar y respetar» el entorno; conocer el proceso de plantación, crecimiento y cuidado de las plantas; desarrollar un sentido de respeto hacia la naturaleza.El colegio, que actualmente cuenta con 108 estudiantes y 13 profesores, incluye en su currículo una serie de actividades con estos objetivos, actividades que abarcan desde el cuidado de una zona dedicada a plantas de interior, exposiciones de frutos de temporada y hojas de distintos árboles, construcción de juguetes a partir de castañas, nueces y otros furtos o el estudio de los árboles caducifolios. Buena parte de estas actividades desembocan en un acto que coincide con el magosto.Hace tres años remitieron su proyecto al programa Voz Natura, y desde entonces reciben una ayuda para poder ampliar el jardín. El curso pasado plantaron cerezos silvestres frente a la puerta de entrada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El jardín de los pequeños