La urbanización de la calle Ourense desata la polémica en Tui

La Voz TUI / LA VOZ

TUI

Mónica Torres

La Asociación para la Defensa del Patrimonio de Galicia pide que se frene el traslado del hórreo de Patazumba

24 abr 2021 . Actualizado a las 12:04 h.

La Asociación para la Defensa del Patrimonio de Galicia (Apatrigal) rechaza la ampliación de la calle Ourense de Tui y el traslado del hórreo de la finca Patazumba. Se trata de la segunda fase del proyecto de reordenación urbanística que más ha dado que hablar en el municipio y que ha tardado décadas en desbloquearse. La apertura de la calle en sentido sur remató en el 2019 y ahora el gobierno local ultima la ejecución de la salida norte para completar la reestructuración viaria.

Apatrigal ha presentado alegaciones contra el plan de ocupación directa de los terrenos, que está en exposición pública y pide que se dé marcha atrás a todos los proyectos previstos para esta zona.

Esta propiedad, actualmente de la Sareb y que protagonizó la judicialización de la vida política a principios de siglo, se ubica un hórreo, de 160 años y catalogado como bien de interés cultural, en estado totalmente ruinoso que, según avanzó la concejala de Urbanismo, Yolanda Rodríguez, se desmontará y custodiará hasta su recolocación en el mismo ámbito, «como ya se ha acordado con la Dirección Xeral de Patrimonio».

En las alegaciones de Apatrigal firmadas por su presidente, Carlos Henrique Fernández Coto muestran su postura contraria a la intervención. «O destino da Finca Patazumba, de titularidade pública, é a súa restauración e posta en valor, mantendo cada elemento no seu lugar actual, que representa a autenticidade e a memoria do pobo e aproveitar para facer unha rexeneración urbana naseada na sustentabilidade e nos criterios verdes predominantes na sociedade actual europea», indica la asociación.

Defienden que no no se debe amplair la calle ni desarrollar el área residencial prevista en el plan si no convertirla en una zona verde «para cumplir a lei no relativo aos estándares de zonas verdes e restaurar a casa e o hórreo para unha finalidade pública compatible coa arquitectura da época, mantendo a súa autenticidade e esencia». «As administracións públicas deben dar exemplo e ademais cumplir as lexislacións aprobadas, tanto a urbanística como a de patrimonio. Non é necesario deenvolver un plan urbaniístico xestado no século pasado e que non responde aos estándares e parámetros xurdidos tralo cambio de século e paradigma», considera Apatrigal.

La concejala de Urbanismo, Yolanda Rodríguez, señaló, por su parte que, «no es una cuestión de voluntad política sino de cumplimiento de un Plan Xeral de Ordenación Municipal». En este sentido, recordó que «es obligación de la administración local desarrollar todos los viales que el plan urbanístico define, así como proteger los bienes catalogados». «No somos quién de ir contra los informes técnicos de cuantos departamentos sectoriales aprobaron el Plan Xeral en su día y la recuperación del hórreo se ha diseñado en coordinación con Patrimonio», apuntó. Deja en manos de los técnicos la respuesta a las alegaciones si bien considera que se refieren más al Plan Xeral, «por lo que, de antemano, semejan extemporáneas».