Precintado el viejo puente de Tui como símbolo del cierre fronterizo de Portugal

Permanecen abierto el paso por la autovía a Valença y unas horas el de Monçao para trabajadores


Vigo

Como ocurrió en marzo del año pasado cuando explotó la pandemia del coronavirus, Portugal volvió a cerrar hoy sus pasos fronterizos con España, único país limítrofe con la república lusa que se ha convertido en el foco con mayor incidencia del covid de todo el mundo en esta nueva ola.

El viejo puente internacional de Tui está precintado desde la medianoche del sábado al domingo erigiéndose en símbolo de un cierre de nuevo histórico y controvertido por los problemas de movilidad que genera a los residentes más próximos a ambos lados de la frontera. La Guardia Civil se hizo cargo de los pasos fronterizos cerrados, como el del puente metálico sobre el río Miño, así como los demás pasos clausurados como los de Tomiño, Arbo o Salvaterra. Este último cuenta de lunes a viernes con dos aperturas temporales de 8 a 10 y de 19 a 21 horas para facilitar el paso a los trabajadores de ambos lados que, eso sí, acrediten documentalmente tener su vivienda y puesto de trabajo separados por la frontera. Pese a esa franja habilitada para los que cruzan la raia, desde la Agrupación Europea de Cooperación Transfronteriza AECT Río Miño se muestra una plena disconformidad con los perjuicios que el cierre decretado por el Gobierno portugués genera a la población de ambos lados. Los que viven en el área de Tomiño, O Rosal y A Guarda tendrán que desplazarse hasta Tui para cruzar y así como los de Arbo, As Neves, Crecente y A Cañiza se verán obligados a aprovechar las ventanas temporales habilitadas para ir a Portugal por el paso de Salvaterra-Monçao, o ir hasta el puente de la autovía que desemboca en Valença, si lo hacen en otros momentos del día.

Efectivos de la Guardia Nacional Republicana (GNR) y el Servicio de Estrangeiros e Fronteiras luso revisaban este domingo ya la documentación de quienes pretendían pasar el puesto de Tui-Valença. Los agentes solo han dejado un único carril operativo antes de acceder a la localidad fronteriza, con lo que este lunes podrían producirse retenciones en el primer día laboral del nuevo cierre de fronteras del país vecino.

Además de la autorización a trabajadores fronterizos, el Gobierno luso permite el paso a los usuarios del aeropuerto de Oporto, que deberán mostrar su documentación de vuelo. En la misma terminal se les reclamará a los que aterricen una prueba PCR con resultado negativo y se instará a pasar una cuarentena si el destino final del viaje se encuentra en territorio portugués.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Precintado el viejo puente de Tui como símbolo del cierre fronterizo de Portugal