El padre de Déborah declara tras 17 años: «Necesitamos saber qué le pasó»

La familia lamenta que nunca se les hubiera citado y avanza medidas legales contra algunos policías

;
La hermana de Déborah: «Por fin se le toma declaración a alguien de la familia tras 17 años» El padre de la joven viguesa, que apareció muerta en 2002 tras desaparecer durante once días, acudió hoy a los juzgados de Tui

tui / la voz

Han tenido que pasar casi dieciocho años para que el padre de Déborah Fernández, la joven viguesa que desapareció en abril del 2002 y cuyo cuerpo sin vida fue después trasladado a la cuneta de O Rosal en la que fue localizado diez días más tarde, pueda prestar declaración. Lo hizo ayer, en el juzgado de instrucción número 2 de Tui. «Es lamentable y negligente que no haya habido hasta ahora ninguna declaración de los padres de Déborah ni en comisaría ni en el juzgado, porque es evidente que eran y son las personas que más podían aportar», destacó su abogado, Ramón Amoedo.

«Llevamos 18 años dándonos contra un muro. Necesitamos saber qué le pasó a Déborah», manifestó su padre, José Carlos Fernández, al llegar al juzgado tudense. Es una de las contadas ocasiones en las que el padre de familia ha salido de casa tras la tragedia, pero con el ánimo de que por fin lo escuchara la jueza llegó a Tui a las nueve de la mañana, acompañado por su mujer y su hija Rosa. Compareció durante algo más de una hora. «Contesté a todo lo que me preguntaron y pedí a la jueza que llamara también a declarar a mi mujer y a mi sobrina Nuria, que es quien estaba con Déborah el día que desapareció», manifestó al salir. Aseguró querer sentirse optimista ante la reapertura del caso, archivado provisionalmente desde el 2010, ya que tras las primeras declaraciones la jueza ha ampliado las testificales, por lo que parece que las declaraciones están arrojando por fin algo de luz sobre lo que pasó el 30 de abril del 2002, un día antes del que Déborah tenía que haber celebrado su 22 cumpleaños. «Es un caso con muchos indicios pero no concluyentes. Hay que esperar a que haya más testificales para saber de qué hilos hay que tirar», manifestó José Carlos Fernández. También ayer prestó declaración, por videoconferencia al estar fuera del país, una de las mejores amigas de la joven.

Tras estas nuevas manifestaciones queda otra vez en manos de la jueza la decisión de citar o no a más personas. «Ojalá que nos llame a todos a declarar», afirmó su hermana Rosa, al igual que lo hizo su hermano Jose hace unos días, agradeciendo ambos, como su letrado, la labor del juzgado que instruye «por su serio trabajo».

Los abogados de la familia adelantaron que, «cuando acabe el procedimiento, y con independencia del resultado, se exigirán responsabilidades ya que la investigación y la actuación de muchos de los policías que pasaron por este caso ha sido deplorable». «Ya en este momento estamos intentando que se tome declaración, bien en sede judicial como en policial a algunos de esos agentes pero, de momento, parece que eso no gusta en algunos sitios», sostienen.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El padre de Déborah declara tras 17 años: «Necesitamos saber qué le pasó»