«Me decían que a dónde iba yo de candidato con síndrome de Down»

El tudense Carlos González forma parte de En Marea y se siente «capacitado e ilusionado»


tui / la voz

«Hubo personas que me dijeron que a dónde iba yo teniendo síndrome de Down, que cómo me iba a presentar a unas elecciones, pero yo me veía capacitado y mi familia siempre me apoya en todo». Carlos González, de 34 años, ocupa el puesto número 19 de la candidatura de En Marea en Tui. Es uno de los primeros españoles con síndrome de Down que han dado este paso. «Cuando me lo propuso el candidato, Laureano Alonso, yo se lo dije a mi madre y ella me contestó: ‘Es tu decisión’», recuerda. Su respuesta no se hizo esperar. «Claro que le dije que sí. Y enseguida, además, porque siempre me gustó la política y me apetecía muchísimo poder participar», afirma entusiasmado. Nunca antes había dado una entrevista, pero Carlos González defiende sus ideas con la misma naturalidad y aplomo con la que veinticuatro horas antes se metió en el bolsillo al público que acudió al que fue su primer mitin electoral.

Down España celebraba hace unos días la candidatura de otras cuatro personas con discapacidad intelectual pidiendo a los partidos que, no obstante, no lo convirtiesen en algo «meramente cosmético». No es el caso de Carlos, quien ayer a media mañana ya había repartido decenas de programas por el centro del municipio antes de sumarse a un mitin en la parroquia de Baldráns. «Es un trabajador nato», apuntan sus compañeros de equipo. Su participación, además de aportar «tranquilidad, sensatez y menos enfados» a la campaña, ha supuesto ya un ejercicio de visibilización por la accesibilidad universal y la participación política del colectivo de personas con discapacidad en el municipio cuyo resultado no depende del de las urnas.

El 2019 es un año doblemente importante en cuanto a la participación política de las personas con discapacidad intelectual. La reforma de la Ley electoral ha otorgado el derecho de sufragio a las personas incapacitadas judicialmente, permitiendo votar a 100.000 que hasta ahora no podían hacerlo. También porque es el año con más candidatos a ediles con síndrome de Down. Carlos no conoce a ningún otro en Galicia. «Estoy en la asociación Down Vigo y allí tampoco saben de más. Cuando mi madre les llamó para decirles que yo me presentaba nadie se lo creía, sorprendí a todos mis amigos y profesores y aún a día de hoy les cuesta creerlo. Nosotros tenemos aún que demostrar que podemos», dice.

Tampoco niega su inquietud. «Estoy nervioso, pero ilusionado. Ayer hablé por primera vez en público y ahora que ya han visto que hasta doy mítines, sus dudas ya son historia», asegura satisfecho. Su compañero de palestra fue su gran apoyo. «Porque hablé después de Manuel Vázquez de la Cruz, que recordó a mi abuelo, al que yo ni siquiera conocí pero que era amigo de su padre y me emocioné mucho», reconoce con una amplia sonrisa. La sensibilización sobre los temas relacionados con la discapacidad es uno de los asuntos que le inquieta. «Quiero que Tui sea accesible, porque no lo es, no está preparada para personas con discapacidad». Y no solo eliminando las barreras arquitectónicas, «sino con espacios y señales para todos», defiende reclamando así el uso pictogramas y de braille en todos los contextos públicos de cara a la accesibilidad universal.

Compagina la carrera electoral con los exámenes, y las prácticas laborales, ya que termina el curso de auxiliar administrativo ha realizado en los dos últimos años en el marco del programa de formación Alida, pionero en Galicia, orientado a personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual y que está promovido por profesores voluntarios de la Escuela Universitaria CEU de Magisterio y profesionales de Down Vigo. «Ya trabajé en el Concello de Tui un tiempo y quiero poder llegar a independizarme, con mi propio trabajo», explica. Considera que también hay mucho que hacer en el capítulo de la educación y la vivienda. «Hay que hacer cursos de formación para personas con síndrome de Down y bolsas de trabajo para que podamos ser independientes y tener viviendas adaptadas», deja claro.

Su otra pasión es la música. Fue vocalista de Xerock, el grupo del centro San Xerome Emiliani de A Guarda, toca la pandereta y también ha sido miembro de la banda de gaitas de San Xoán de Paramos. «Me gusta la música tradicional, Milladoiro, Berrogüetto y cantar en las reuniones familiares». Sus «favoritos» en política son Pedro Sánchez, al que confía en poder conocer personalmente algún día «para decirle que me gusta su manera de hacer política y de ayudar a las personas con síndrome de Down», y Luis Villares, «porque es muy cercano». Y a nivel local, su inclinación resulta la obvia, pero es de los que piensan que en el Concello de Tui «no va a haber ninguna mayoría absoluta».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Me decían que a dónde iba yo de candidato con síndrome de Down»