Calvo Sotelo: ¿Un problema de memoria?

En Tui, que aún tiene una calle dedicada al general Mola, se erige al diputado una estatua de gran valor artístico


tui / la voz

¿Debe aplicarse la Ley de la Memoria Histórica a José Calvo-Sotelo, el diputado de Tui asesinado en 1936, antes del inicio de la Guerra Civil? Su municipio natal es uno de los cinco en la provincia (junto a O Porriño, A Estrada, Agolada y Campo Lameiro), que se arriesgan a perder ayudas públicas si no retiran los símbolos franquistas que quedan en sus calles o edificios.

Más allá del peliagudo ajuste de cuentas históricas con una ley en la mano, que, como todas, es genérica y por tanto sometida a interpretación, en Tui se da además un conflicto burocrático paralelo debido al valor artístico y patrimonial de la escultura El Paseo da Corredoira, es el Paseo de Calvo Sotelo, en la casa en la que nació se mantiene una placa conmemorativa y sería difícil encontrar a algún tudense, que, a día de hoy, pudiese orientar a quien le preguntase por la calle General Mola y la relacionase con el paseo de los jardines. Aunque no hay duda de que esta calle sí sigue en el callejero local y por lo tanto sí hay cambios pendientes.

Un juez ha aceptado que un nieto de José Calvo-Sotelo pueda litigar contra el Ayuntamiento de Alicante por la aplicación de la Ley de Memoria Histórica a una plaza que lleva el nombre de su abuelo. Alega que «no fue parte de la Guerra Civil y de la dictadura posterior» y que aplicarle la citada ley «denuesta su buen nombre», al relacionarlo «con el desarrollo de los acontecimientos en suma negativos y en los que nada tuvo que ver por haber fallecido antes». En A Coruña y en otros puntos de España se han tenido que retirar las alusiones a su figura amparándose en la misma ley, por lo que nada está escrito.

En Tui pesa también el valor artístico de una estatua que, además, está protegida por Patrimonio. El historiador Suso Vila explica que este conjunto escultórico «está dentro das murallas da cidade, no baluarte de San Francisco e, polo tanto, forma parte do conxunto histórico de Tui». En su valoración recuerda que se trata de «unha magnífica obra de Xoán Piñeiro, do ano 1963, e na que se empregaron pedras achegadas de toda España, tamén da Mesquita de Córdoba». Suso Vila aporta la posibilidad de que, si por ley hubiera que actuar, se pudiera reinterpretar el conjunto y retirar su posible carácter antidemocrático «porque descoñecer a historia pode provocar que os feitos se repitan, por iso é importante explicar os momentos».

La estatua fue decapitada a plena luz del día en el 2006 y, al año siguiente, desapareció el busto del mismo autor y personaje del Concello, que tuvo que ser rescatado del fondo del Miño. Pero también tuvo momentos de esplendor en la historia más reciente porque en el 2013 el Ayuntamiento reconoció su aportación para garantizar la autonomía de los municipios y congregó a su familia y amigos, entre ellos a su hija Enriqueta Calvo-Sotelo.

El concejal de Patrimonio, Eduardo Freiría, explica que «efectivamente la calle General Mola está abocada al mismo proceso que antes, incluso de la ley, sufrieron la calle del Generalísimo, actual Porta da Pía o la Plaza de José Antonio, que ahora es la Praza da Armada». Considera que Tui ha de mantener el paseo, la placa y la estatua de Calvo Sotelo, «porque fue un ilustre tudense, Ministro de Hacienda». Comparte la idea de Suso Vila sobre el valor del conjunto escultórico que, además, apunta, «fue erigido por suscripción popular nacional». Su apuesta es «contextualizarlo». «El arte nunca es inocente. Toda manifestación artística lleva implícito un mensaje y cualquier obra pública hace referencia a cuestiones políticas», recuerda.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Calvo Sotelo: ¿Un problema de memoria?