«Esta es la edición de mayor envergadura del festival»

La agrupación Álterum Cor abre el festival esta noche con un concierto de polifonía renacentista

.

A las 21.30 horas comenzará el Festival Música no claustro, que se celebrará hasta el 10 de agosto en la catedral de Tui. El concierto de apertura estará protagonizado por Álterum Cor que propondrá un recorrido por la polifonía sacra renacentista. Al frente del festival está el músico Samuel Diz.

-¿Cómo afrontan este reinicio del festival tras no haberse celebrado el pasado año debido a las obras en la catedral?

-Esta es la edición de mayor envergadura de la historia del festival. Fue un programa que llevó mucho tiempo diseñarlo, pero yo estoy muy contento con esta edición. Y más porque mucha gente, al ausentarse el pasado año el festival, pensaba que iba a desaparecer, pero regresamos con mucha más fuerza.

-¿Hay un nexo común en la programación?

-Este es un festival dedicado a la música, la creación y el patrimonio. Así podemos distinguir dos programas. Por un lado se agrupa la herencia del obispo Diego de Avellaneda, un personaje que nos permitió colaborar con el Museo Nacional de Escultura. En esta línea se sitúa el taller de imaginería castellana, los recorridos guiados por la catedral y el programa musical que conecta el renacimiento, la creación contemporánea y también propuestas populares. Por otro lado está la apuesta del festival por los nuevos talentos, como en la artista de africana Tina Masawi.

-¿La presencia de actividades como Caricias en braille supone una apertura hacia otros ámbitos?

-El festival asume un compromiso económico con Tui, que estos días presenta una buenas cifras de ocupación hotelera. Por otro lado, hay un compromiso puramente social, por eso la entrada sigue siendo libre. En este aspecto queremos acercarnos a las circunstancias de algunos públicos, como es este año las personas invidentes, para lo que contamos con la colaboración de la ONCE.

-¿Cómo diría que está el festival actualmente?

-Los objetivos fueron surgiendo edición tras edición. A nival puramente organizativo, manejamos diferentes instituciones tanto religiosas como políticas, y es una relación que va surgiendo de una forma natural. Así que en los objetivos hay sueños que a veces se cumplen, como la colaboración con el Museo Nacional de Escultura. Las líneas básicas del festival son la divulgación musical y patrimonial, con una apuesta por la creación contemporánea muy importante y los compromisos sociales con todos los públicos; después, cada edición se va desarrollando en torno a unos objetivos específicos.

-¿Quienes apoyan económicamente?

-Tenemos las sedes proporcionadas por la Diócesis de Tui y el Museo Nacional de Escultura. Después están los patrocinios del Concello de Tui, la Xunta, el Centro Regional de Artesanía de Castilla y León y la Asociación Artistas en Ruta. También hay que darle las gracias al Ministerio de Cultura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Esta es la edición de mayor envergadura del festival»