El padre que lo dio todo por el bienestar de su hija

Alfredo Passos luchó durante los últimos años de su vida contra la enfermedad de su pequeña


VIGO / LA VOZ

Alfredo Passos falleció hace diez días. Este habitante de la localidad de Tui fue conocido por hacer descalzo el Camino de Santiago por su ruta portuguesa.

Hizo esta gran hazaña en honor de su hija, Micaela. La niña nació con hipotonía muscular congénita, una enfermedad rara neuromuscular que le impide moverse con normalidad. En el año 2014, Micaela logró aprender a gatear gracias al tratamiento al que se sometió. Este avance fue considerado un gran milagro por Alfredo.

Movido por su gran fe cristiana, Passos hizo los casi 120 kilómetros que separan Tui de Santiago de Compostela. En Milladoiro recogió a Micaela y entró en la capital de Galicia con ella subida a sus hombros.

Alfredo abrió una panadería con el nombre de Micaela, en Tui, símbolo de la importancia que tenía su hija para él.

Su vida había empezado a torcerse hace ahora 6 años. Le fue retirado el carné por conducir bajo los efectos de alcohol. La pena en un principio comportaba solamente la retirada del permiso por 8 meses y una multa de 800 euros.

Él trabajaba en Salceda, por lo que durante la prohibición le llevaba su esposa al trabajo. El tratamiento de Micaela cuesta unos 800 euros al mes, por lo que no ir a trabajar un día no era una opción para Passos. Un día en el que su mujer estaba en el hospital con su hija, cogió el coche y fue interceptado en un control de la Guardia Civil. Fue multado con 1.800 euros, un año y medio más de retirada del carné y condenado a servicios comunitarios.

Durante ese lapso de tiempo, ocurrió la historia del Camino y la apertura de la panadería. Solamente 14 días antes de que se le acabara la retirada del carné, Passos tuvo un encargo urgente y no tuvo más remedio que volver a conducir. Debido a la reincidencia, fue condenado a seis meses de cárcel.

A pesar de las peticiones para que no entrara en prisión y que, por lo tanto, tuviera que cerrar su negocio, Alfredo Passos finalmente entró en el centro penitenciario de A Lama para cumplir la pena.

Sus familiares y amigos cercanos lo velan. Fue un hombre que a pesar de la necesidad y los problemas, siempre intentó salir adelante aunque eso le comportara inconvenientes graves.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
21 votos
Comentarios

El padre que lo dio todo por el bienestar de su hija