El dueño de la pirotecnia de Tui oculta otros 500 kilos de pólvora en una zona de casas

La Guardia Civil halla otro almacén clandestino en el que guardaba abundante material explosivo

El dueño del almacén que explotó en Tui tiene más explosivos sin control Un cuñado del acusado: «Quero velo, pero a soas, para explicarlle unhas cousiñas»
j. romero. l.c. llera o. vázquez
vigo / la voz

Un equipo antiexplosivos de la Guardia Civil intervino este sábado en Baldráns (Tui) un almacén clandestino con pólvora y nitrato de potasio cuyo propietario es Francisco González Lameiro, el dueño de la pirotecnia La Gallega y del almacén que explotó el miércoles en Tui causando dos muertes. La Guardia Civil fue alertada por La Voz de Galicia de la posible existencia de otro polvorín después de haber constatado la existencia en una finca de barriles de aluminio pyro-dark, usado para almacenar pólvora. Los agentes comprobaron que había bidones, que estaban vacíos, aunque probablemente con restos. El imputado negó a los agentes que hubiese material explosivo, pero los guardias se dieron cuenta nada más entrar en el galpón de que aquello era un auténtico polvorín. Allí dentro había 475 kilos de pólvora y 120 de material pirotécnico que estaba ya preparado para ser lanzado.

El propietario de la pirotecnia de Tui, en el segundo almacén clandestino descubierto el sábado Francisco González Lameiro fue llevado al lugar por la Guardia Civil para presenciar el registro

Los vecinos habían denunciado el viernes la existencia de este galpón sospechoso. Se encuentra en una finca situada a unos cien metros de la sede principal de la pirotecnia La Gallega. Es una extensión de un centenar de metros cuadrados que está vallada con una cerca de piedra y en la que hay dos construcciones, una fabricada con sillares de hormigón sin recubrir, y otra con la fachada enlucida. En la zona exterior y a la intemperie había barriles vacíos, pero de una sustancia inflamable. Cada uno de los recipientes tiene capacidad para 25 kilos de producto. Al menos una veintena se encontraban al aire libre semiocultos por la maleza que ha proliferado en la finca, que está sin desbrozar.

Tras el aviso de La Voz, la Guardia Civil hizo un fuerte despliegue para garantizar la seguridad en la zona. Antes de entrar en el galpón, los agentes fueron a buscar al imputado para que estuviese presente en el registro. Francisco González Lameiro, que acudió en chándal, ya está siendo investigado por dos homicidios y daños y lesiones imprudentes, además de riesgo provocado por explosivos. También se registró otra propiedad, pero no se halló nada. Tras el hallazgo de ayer se han ampliado las diligencias contra este hombre.

Los vecinos de la zona sostienen que nadie garantiza que los barriles no contengan restos de producto explosivo. En los bidones que se agolpan entre las silvas se puede ver el anagrama de advertencia que indica que se trata de una sustancia que puede explotar. Además, al estar expuestos a las inclemencias meteorológicas, los bidones se están oxidando y deteriorando. Si hay restos en el interior pueden quedar expuestos a que una simple colilla pueda hacer prender la maleza y cause otra explosión. José Antonio Vicente, el vecino que denunció en el cuartel este otro almacén clandestino, ya advirtió a los guardias civiles: «Les dije que era un peligro».

Los barriles son de polvo de aluminio pyro-dark, un producto inflamable utilizado en combustibles de cohetes y explosivos. Se utiliza en los fuegos artificiales, en las bombas de cereza y para fabricar bengalas. El aluminio pyro-dark está diseñado especialmente para producir el efecto de un trueno en los fuegos artificiales. Ofrece una gran sonoridad en comparación con otros tipos de polvo de aluminio.

Cinco denuncias

Francisco Gómez Ramos es el vecino que denunció a la pirotecnia, sobre parte de la cual pende una orden de derribo todavía sin ejecutar. Francisco lleva 13 años luchando para que se tomen medidas legales contra la pirotecnia: «El propietario tiene cinco denuncias en el juzgado». Señala que hace dos años fue al cuartel de la Guardia Civil a presentar una nueva denuncia y que el 21 de diciembre acudió a la Policía Local de Tui, donde le dijeron que habían ido al lugar y no habían visto nada ilegal.

Este vecino cree que si en lugar de a las cuatro de la tarde la explosión del miércoles hubiese sido dos horas antes, la desgracia hubiese sido mucho mayor, porque a esa hora «los niños están saliendo de la escuela y los obreros están comiendo». Gómez critica que el Ayuntamiento de Tui no haya actuado con contundencia a pesar de las denuncias y las resoluciones judiciales, y culpa a sucesivos alcaldes.

Concello, Xunta y Diputación crean un gabinete de crisis al que invitan al Gobierno central

Ayer se constituyó el gabinete de crisis formado por el Concello de Tui, la Diputación de Pontevedra, la Xunta y los cuerpos de seguridad del Estado para planificar semanalmente, con reuniones cada sábado, las intervenciones necesarias tras la explosión de material pirotécnico ocurrida el miércoles en Paramos. Presidido por el alcalde, Carlos Vázquez Padín, el gabinete acordó ayer solicitar la incorporación del Gobierno central y la Delegación del Gobierno en Galicia a las reuniones. Otra decisión acordada en las últimas horas fue designar el Centro de Formación de Tui como lugar de atención a las personas afectadas y voluntarias, al tiempo que se habilitó un número de teléfono y un correo electrónico para cualquier información. El Concello anunció también un fondo de emergencia de un millón de euros, del remanente de tesorería, para ayudar a los afectados, aunque no se detallaron plazos ni indicación para tramitar las ayudas.

El PSOE, a través de su secretario general, Gonzalo Caballero, exige a la Xunta un plan con medidas económicas, urbanísticas y de atención para los afectados.

El hotel que regala solidaridad en forma de pensión completa

JAVIER ROMERO
El hotel que regala solidaridad en formato de pensión completa La familia propietaria del hotel Cruceiro do Monte aloja a 33 vecinos afectados con tres comidas gratis al día

La familia propietaria del Cruceiro do Monte, en Tui, aloja a 33 vecinos afectados y les da tres comidas gratis al día

El hotel Cruceiro do Monte regala solidaridad en forma de 20 habitaciones, 33 camas y otros tantos desayunos, comidas y cenas al día. A las pocas horas de la explosión del miércoles en el almacén clandestino de pirotecnia de Tui, Paula Álvarez, gerente con sus cinco hermanas de la empresa hotelera, planteó en el chat familiar alojar gratis a los vecinos que perdieron sus casas. La respuesta fue unánime y llegó en forma de emoticonos con el dedo pulgar levantado. Lo siguiente fue publicitar el cuórum en Facebook: «A las pocas horas sumaba 250.000 visualizaciones», recordaba este sábado Paula mientras organizaba el servicio de comidas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Comentarios

El dueño de la pirotecnia de Tui oculta otros 500 kilos de pólvora en una zona de casas