Emoción y medalla para el Concello de Tui en las bodas de la Brilat

El alcalde de la localidad miñota, Enrique Cabaleiro, recibió una boina y un pergamino en reconocimiento a su labor


pontevedra / la voz

Militares, familiares, autoridades y mucho público tomaron ayer Pontevedra en la celebración del cincuenta aniversario de la Brilat. El acto, en el que participaron cerca de un millar de militares de distintas unidades, estuvo presidido por el general jefe de la Fuerza Terrestre, el teniente general Juan Gómez de Salazar.

Luis Cebrián Carbonell, general jefe de la Brilat, tuvo en su alocución una mención especial para los «amigos de la Brilat, tanto militares como civiles», una compañía, dijo, que da calor al evento. Recordó las misiones internacionales realizadas desde 1995 en Bosnia, Kosovo, Irak, Afganistán, Pakistán, Líbano y Mali y a los 17 militares caídos en operaciones. Uno de los momentos más emotivos fue el homenaje a esos fallecidos. El vuelo de un azor, emblema de la Brilat, fue respondido con aplausos. Gorros, abanicos y hasta fulares en la cabeza valían para combatir el sol. La parada militar de las bodas de oro de la brigada también incluyó el recitado del decálogo de la Brilat y su himno, junto a la entrega de los premios Azor.

Este año la distinción recayó en el Ayuntamiento de Tui por su «constante defensa de la imagen y valores de las Fuerzas Armadas, y muy especialmente de la Brilat». Lo recogió su alcalde, Enrique Cabaleiro, que recibió una boina y un pergamino. El premio Caballero Azor recayó en Antonio Coello, subdelegado del Gobierno en Pontevedra; Víctor Otero, jefe de Protección Civil de O Grove; Jesús Busto, presidente de honor de la Orden del Camino de Santiago; Jesús Dolado, de la asociación Retógenes; Luis López Basalo, de Casa Pepe; y José Manuel Fernández.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
2 votos
Comentarios

Emoción y medalla para el Concello de Tui en las bodas de la Brilat