«Apareceu de un día para outro. Calculo que vou ter perdas dun 40 % respecto ao ano pasado»


José Antonio Campos tiene una pequeña finca en Goián (Tomiño). Supo que la plaga de mildiu llegó a sus uvas «de un día para outro». Ahora calcula que las pérdidas son de alrededor de un 40 % respecto al año pasado.

No se esperaba que el hongo atacara con tanta virulencia y no estaba acostumbrado a luchar contra el mildiu larvario.

El técnico que lo ayudó a combatir la plaga fue un experto que trabaja con la empresa de sulfatos a la que compra cada año los productos con los que trata su finca. «É de confianza», destaca Campos, pero reconoce que sería adecuado que existiera algún técnico de la Xunta que los pudiera ayudar a combatir al mildiu.

Ahora, el viticultor tomiñés asume que este año va a tener que asumir las pérdidas porque «xa non atopo solución». Su trabajo estos días se centra en evitar que el hongo se expanda y pueda llegar a enfermar a más vides. Espera que este problema sea algo ocasional y que en la campaña del año que viene se recupere.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Apareceu de un día para outro. Calculo que vou ter perdas dun 40 % respecto ao ano pasado»