El toque de queda frustra la pesca de lamprea en el río Tea

Alegan que tres horas de trabajo únicamente no compensan


ponteareas / la voz

La pesca de la lamprea en el Tea se inició en teoría este mes, pero según comentan los pescadores, en las circunstancias actuales es como si no hubiera empezado. El hecho de que las capturas en este río, tanto a su paso por Ponteareas como por Salvaterra, solo se permitan habitualmente de noche, entre las 21.00 horas y las 8.00, hace que se vean afectadas de lleno por el toque de queda de la pandemia y que la mayoría de pescadores no se hayan estrenado.

«Como no se puede estar fuera de casa entre las 22.00 y las 6.00, solo nos quedan tres horas para la pesca, no merece la pena por el coste económico que supone y el trabajo», explica Andrés, uno de los pescadores. Si a esto se suma que solo pueden acudir en días alternos (lunes, miércoles y viernes en las estacas impares y martes jueves y sábado en las pares), el daño aún es mayor.

«Realmente podrían permitirnos pescar a cualquier hora porque caben cuatro personas en doce metros, es al aire libre y la separación está garantizada», explica el pescador.

A diferencia de las artes empleadas en el tramo del Miño de la zona de Arbo, donde se utiliza para la pesca una especie de retel con forma cónica y red colocado entre las pesqueras, en el Tea las condiciones son más complicadas. Los pescadores se sitúan sobre las llamadas estacadas. Se trata de una especie de construcciones de madera o pasarelas que llegan más o menos hasta la mitad del río y que se levantan a principio de cada temporada.

El tramo permitido para este tipo de pesca abarca desde A Moscadeira, en Ponteareas, hasta Fillaboa, en Salvaterra, en el que se levantan en torno a 35 estacadas mejor o peor situadas, según la suerte que se tenga. La captura no se hace con redes, sino con arpones o fisgas y tiene lugar por la noche con luz artificial.

Los puestos se adjudican previamente mediante sorteo entre las personas que lo han solicitado. Para la temporada de este año se presentaron 41 solicitudes con 4 pescadores cada una, lo que supone un total de 164 pescadores.

El cierre de los restaurantes que ofrecen lamprea en la comarca de O Condado no perjudica mucho a los pescadores de este río. «La mayoría de las piezas que se pescan son para autoconsumo o para amigos, por lo que en ese sentido no perjudica tanto», dice Andrés.

No sucede igual en el tramo del Miño, sobre todo en la zona de Arbo, donde muchas lampreas no solo van a parar a los restaurantes de la zona, sino que en circunstancias normales se las quitan de las manos por su extraordinaria calidad. En el tramo que discurre entre los municipios de Salvaterra y Crecente la temporada se iniciará el próximo lunes y previsiblemente se extenderá hasta el 15 de mayo, como sucede este año en el Tea. A diferencia de este último río, en esa zona del Miño no hay restricciones para pescar de día, por lo que en ese sentido el daño es menor. No obstante, los pescadores confían en que se pueda ampliar la temporada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El toque de queda frustra la pesca de lamprea en el río Tea