Reapertura de la raia tras el coronavirus: «Estos puentes tienen horario para funcionarios»

Los pasos en Salvaterra, Arbo y Tomiño abrirán solo de 8 a 22.00 horas

M.Moralejo
Redacción / La Voz

«Estos puentes tienen horario para los funcionarios». Esta es la frase más repetida hoy entre los trabajadores que «estrenan» los tres puentes de Miño reabiertos esta mañana. El motivo, explican, es que «la mayoría de los trabajadores tienen turnos partidos y son de auxiliares de la automoción por lo que, o entran en el turno de las seis de la mañana o en el de las dos de la tarde, por lo que solo pueden o ir o volver por los puentes que les corresponden», advierten.

De hecho, de nuevo la mayor afluencia de trabajadores transfronterizos este lunes se mantiene en Tui y fue a las cinco de la mañana. Los «puentes para funcionarios» solo abren de ocho de la mañana a diez de la noche, en horario de España por lo que, pese al significativo avance, muchos de los que tenían que hacer rodeos de doscientos kilómetros, han de seguir haciéndolos ahora de cien porque no pueden ir y regresar por el mismo puente internacional.

Las anécdotas de esta histórica jornada en la que algunos vecinos de Monçao incluso se han echado a llorar al ver cómo se levantaba su particular «muro de Berlín», son los más de cinco conductores que se han tenido que volver por donde venían sin poder entrar en el país vecino porque habían entendido que se reabría también para el turismo.

En Salvaterra arrancaron el primer día de flexibilización de fronteras a setenta coches por hora.

Multada por cruzar la 'raia' para trabajar

mónica torres

Tras semanas pasando por Tui, una funcionaria la amenazó con detenerla

El trabajo de Cecilia Puga, profesional de Arbo, con un salón de peluquería en Melgaço, se volvió de alto riesgo el 4 de mayo, cuando le dijeron que podría reabrir su negocio pero, además de con los recortes de aforo y la preceptiva inversión en los sistemas de adaptación sanitaria, con un rodeo diario de más de 100 kilómetros, porque solo podía cruzar por el puente de Tui. En línea recta, su peluquería se encuentra a poco más de un kilómetro de su casa. Tuvo que cambiar toda su dinámica personal y profesional porque desviarse sumó horas a su trabajo, unos 200 euros de combustible más al mes y pasar a trabajar en horario continuo, porque ni ella ni su empleada podían permitirse 200 kilómetros más para comer con sus familias.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Reapertura de la raia tras el coronavirus: «Estos puentes tienen horario para funcionarios»