Los trabajadores del Concello de Redondela se manifiestan para exigir mejoras en los servicios

m. j. f. REDONDELA / LA VOZ

REDONDELA

Acusan al gobierno local de falta de transparencia

01 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los trabajadores del Concello de Redondela se concentraron ayer en a puerta de la casa consistorial para hacer visible su malestar por la política laboral que lleva a cabo el gobierno municipal. Denuncian la nula transparencia en la gestión y la falta de recursos humanos al no cubrirse los puestos de trabajo vacantes ni la bajas médicas del cuadro de personal.

A lo anterior suman la falta de medios materiales y la precariedad de buena parte de los que disponen como sucede con la maquinaria del parque móvil, a su juicio, del siglo pasado.

Como ejemplo citan lo que sucedió el pasado 17 de abril, cuando se encontraron sin vehículos del servicio de emergencias al no pasar ninguno de los dos la inspección técnica. Otro caso es el de la camioneta del servicio eléctrico, que, según explican, no sale del taller con facturas muy elevadas. Eso, añaden, además del peligro que supone al fallar el sistema de elevación.

La falta de comunicación del gobierno local queda patente, en su opinión, en la firma de convenios tan sensibles como el nuevo protocolo de violencia de género, que se hace sin tener en cuenta la opinión profesional de la Policía Local y sin saber si los agentes disponen de medios para prestar servicios con unas mínimas garantías.

Los sindicatos UGT, CSIF y CIG denuncian que la falta de organización, en general, supone la ralentización en la prestación de los servicios públicos a la ciudadanía. Están convencidos de que esta situación genera una sensación de desconfianza y desatención y demoniza a los trabajadores al verse imposibilitados para ofrecer mejores servicios. Advierten de que estas circunstancias son aprovechadas por los políticos para externalizar y privatizar servicios, que acaban saliendo mucho más caros a la población de Redondela, que en definitiva es la que los paga. Exigen una respuesta, ya que llevan más de dos años pidiendo medidas concretas, mejoras en los servicios y laborales.