Un informe externo avala la posible rehabilitación del cargadero de Coto Wagner

Monica López Torres
Mónica Torres REDONDELA

REDONDELA

«No vamos a quedar de brazos cruzados ni mirar para otro lado, mientras a los vecinos de Redondela se les priva de parte de su historia industrial», advierte la alcaldesa de Redondela istando al Puerto de Vigo a que actúe

23 dic 2020 . Actualizado a las 16:58 h.

Los trabajos de reparación del cargadero de Coto Wagner, «son técnicamente viables» y la estructura principal metálica y los elementos de hormigón armado «pueden rehabilitarse con el fin de darle un uso al margen del inicial como cargadero». Así lo especifica el informe técnico encargado por el Concello de Redondela, que ya está en manos del gobierno local y que busca impedir la destrucción de «un elemento importante del patrimonio industrial del municipio». Este pormenorizado estudio elaborado por un arquitecto y un ingeniero industrial que recientemente pudieron visitar las instalaciones, avalan las tesis que defiende el bipartito para que se recupere este espacio y, con él, «una parte importante de la memoria industrial de Redondela». En sus conclusiones, el informe técnico concluye que «desde el punto de vista económico, estos trabajos están perfectamente justificados».

En todo caso, apunta la alcaldesa Digna Rivas, este informe, «minucioso y detallado», contrasta con el presentado en su momento por la Autoridad Portuaria de Vigo en el consejo de administración de este organismo. «Aquel era simplemente un dosier de una empresa de arquitectura», sostiene la alcaldesa, destacando que «se pretendía votar la necesidad de derribar la estructura sin que se especificara que se trata de un bien incluido dentro del catálogo patrimonial de la Xunta».

La viabilidad de la recuperación explica, a su entender, «los continuos atrancos que puso el Puerto de Vigo para que los técnicos contratados pudieran acceder a la estructura para realizar un detallado análisis de la situación». El informe encargado por el Concello destaca la necesidad de retirar «con urgencia» todos los elementos secundarios de la instalación que se encuentran parcialmente desprendidos o con posibilidad de hacerlo a corto plazo desprenderse a corto plazo y, sigue en esa línea cuando subraya que «se deberá actuar de manera urgente en la totalidad de la estructura para evitar que continúe su degradación por patologías de corrosión». «El Puerto de Vigo no puede eludir más su responsabilidad en el mantenimiento de este elemento patrimonial de Redondela. No vamos a quedar de brazos cruzados ni mirar para otro lado, mientras a los vecinos de Redondela se les priva de parte de su historia industrial», reitera la regidora insistiendo en que la solución del cargadero «pasó y pasa por su rehabilitación, conservación y puesta en valor y nunca por su derribo».