La venta presencial de billetes en la estación de Redondela vuelve solo a medio gas

Renfe delega en el responsable de dirigir el tráfico ferroviario. La CGT dice que «la taquilla es rentable» para dos puestos


redondela / la voz

La venta presencial de billetes ha retomado a Redondela y Guillarei, al igual que en las otras diez estaciones gallegas afectadas por un cierre de taquillas que Teruel Existe obligó a suspender tras su pacto con el PSOE. Pero la situación, provisional hasta el 31 de marzo, es muy desigual. En ninguna de las dos hay taquillas abiertas de tarde y en Redondela no ha regresado el vendedor que cumplía con esta función hasta el 31 de diciembre.

El malestar vecinal es razonable con los datos de la Confederación General de Trabajo (CGT) en la mano. Las cuentas del sindicato no se corresponden con las que hizo Renfe cuando pasaron a depender de ellos las ventas en lugar de ser responsabilidad de Adif. «No dan los datos reales porque se recaudan 6.200 euros al mes solo de lunes a viernes y en horario de mañana», sostiene Juan Francisco Sánchez, portavoz del sector ferroviario de la CGT. Considera que en sus estadísticas no incluyen los datos de los que llegan, de las tardes ni de los fines de semana de «una estación estratégica».

En cualquier caso, apuntan, solo esos ingresos les permitiría mantener los dos puestos que había hasta fin de año. «Deben llegar a un acuerdo porque tanto Adif como Renfe son del grupo Fomento. En Redondela han reabierto la venta pero sin reincorporar al encargado, cuando se ve que es un puesto perfectamente rentable, diciéndole al responsable de tráfico que abra la taquilla cuando pueda», indica Sánchez. El portavoz sindical destaca que, además de ser «un cruce estratégico que une el eje atlántico y da servicio a los trenes de Vigo a Madrid, Barcelona y Bilbao, «hay una base de mantenimiento y revisión con mucha carga de trabajo. Por eso hay mucho tráfico y en Redondela no puede ser compatible dirigir la circulación con la venta», insiste.

La CGT advierte de una «escasez de plantilla» está detrás de estas medidas. «Solo en el 2019 circularon por Galicia 5.200 trenes de media distancia sin ningún interventor». Esta falta de personal redunda en contra de los viajeros pero también de todo el sistema «porque no tienen información ni de a dónde llegan, ni pueden comprar bonos en estas estaciones».

En el caso de Guillarei, la venta está cerrada por las tardes desde mediados de verano, pese a circular 16 trenes al día. Ahora reabrió de mañana y comprar el billete dentro de los trenes con límite de plazas es arriesgado, por lo que solo queda Internet.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La venta presencial de billetes en la estación de Redondela vuelve solo a medio gas