El PP se cae del frente de alcaldes que lidera Caballero para exigir más agua

Los regidores de Mos, Redondela y Soutomaior no fueron a la cita en el concello vigués


Vigo / la voz

La falta de agua ha desencadenado una guerra entre Administraciones que, desde ayer, tiene dos bandos perfectamente definidos. En este caso el patrón tedioso de las confrontaciones políticas se repite nuevamente, ya que las dos facciones enfrentadas se escoran, en lo referido a siglas e ideología, a la derecha o a la izquierda, nunca al centro. Hasta ahora era Vigo, con la figura de su alcalde al frente, Abel Caballero, el que plantaba cara al gobierno gallego, y en concreto a la Consellería de Medio Ambiente. Pero desde ayer por la tarde, y tal como ocurrió pocos días después de los incendios, el consistorio vigués fue la sede en la que cristalizaron contactos previos y se consolidó un frente de alcaldes que, en este caso, reclaman más agua al Gobierno gallego.

Se trata de regidores en cuyos términos el agua que sale por los grifos procede de los embalses de Eiras y de Zamáns. Nigrán, Gondomar, O Porriño, Salceda, Moaña y Cangas fueron las ayuntamientos que sí participaron en el encuentro, pero en donde se echó en falta a los mandatarios de Soutomaior, Mos y Redondela, todos municipios gobernados por el PP y en donde el agua que da servicio a los vecinos también procede de las citadas presas. Los regidores presentes sí mostraron su adhesión a las peticiones ya conocidas del regidor de Vigo para afrontar la situación de sequía crítica: reducción del caudal ecológico de la presa de Eiras y completar la instalación necesaria y de urgencia para el trasvase de agua del río Verdugo.

Los alcaldes coincidieron en que poco margen tienen ya para ahorrar el consumo de agua en sus respectivos municipios después de haberlo reducido globalmente en un 7,3 % desde el pasado octubre. Es por esto que reclaman soluciones a la Xunta, dado que el nivel actual de la presa de Eiras es del 34,56 %, equivalente a 73 días de suministro. También hubo coincidencia en pedirle al Gobierno gallego que no afronte este tema desde el prisma del un enfrentamiento político con el Ayuntamiento de Vigo, como el que se vivió con la constitución y posterior disolución del Área Metropolitana. La alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, puso el acento en que Aguas de Galicia haya aumentado el caudal ecológico de Eiras de los 350 litros por segundo en septiembre, cuando el nivel de la presa superaba el 60 % de su capacidad, a los 595 litros actuales por una estimación rígida de pluviosidad, acorde a las estaciones.

Desconfianza en Santiago

El regidor de Vigo, Abel Caballero, se quejó del sesgo «burocrático» de la Xunta y de su «desconfianza» con respecto a los ayuntamientos, a los que exige demostrar con informes la reducción de sus consumos, y ha confiado en que en la reunión del viernes la administración autonómica «vuelva a la sensatez». Caballero también incidió en que fuentes de abastecimiento tradicionales como pozos o manantiales se han secado y sus usuarios están consumiendo de la red, con lo que el ahorro acumulado desde el pasado octubre es superior al citado del 7,3 %. Una cifra que Caballero elevó al 20 % de ahorro acumulado por las medidas adoptadas desde 2011, cuando se produjo el más reciente episodio de sequía.

Tanto Leticia Santos como su homólogo en Cangas, Xosé Manuel Pazos, han urgido a la Xunta a que «dejen de fiarlo a la lluvia», como sucedió, han dicho, con los incendios forestales, y han solicitado que una parte del canon de Aguas de Galicia, hasta el 50%, se dedique a mejoras en la red de abastecimiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El PP se cae del frente de alcaldes que lidera Caballero para exigir más agua