Una caldera de biomasa enciende los ánimos vecinales en Ponteareas

Convocan una manifestación contra la ubicación en el centro urbano porque creen que no es el lugar idóneo


PONTEAREAS / LA VOZ

El respaldo al proyecto del gobierno local de Ponteareas para la inmersión de la villa en las energías renovables se acabó en cuanto comenzaron las obras. Un mes después de que se hayan iniciado los trabajos de la red urbana de calor generado por biomasa destinado a edificios e instalaciones municipales, la polémica se centra en la ubicación del edificio de calderas, que es el depósito de madera, en el entorno de la residencia de mayores.

El malestar ha cristalizado en una asociación de vecinos que se llama Ponteareas Saludable. Ha convocado una manifestación para protestar por la ubicación en la calle Vidales Tomé del proyecto que ellos denominan «central térmica», término que el Concello desecha alegando que «es una caldera de biomasa». La protesta será mañana a las ocho de la tarde en la Plaza Mayor, desde donde la comitiva tiene previsto desplazarse hasta el Concello. Este colectivo indica que no están en contra de la planta de biomasa si no en su localización, «en medio del casco urbano, que está ya bastante colapsado». Advierten que iniciarán acciones legales.

Su acción reivindicativa se centra en cinco puntos, explica esta asociación. Alegan que se movilizan en defensa de los residentes del centro de la tercera edad, «a los que se encierra entre bloques destruyendo su parque biosaludable y construyendo en terrenos que son de una fundación para fines benéficos». Ponteareas Saludable se autoerige en defensora de la salud de todos los vecinos «porque esa planta produce emisiones de sustancias cancerígenas como arsénico, cadmio o níquel» y del patrimonio de los residentes en la zona «porque provocará una devaluación muy importante de sus propiedades y es una obra ilegal de acuerdo a la normativa urbanística vigente». Afirman que hay jurisprudencia. «No se puede poner una industria en zona dotacional, como recoge la sentencia de un juzgado de León sobre la planta de Ponferrada».

El alcalde, Xosé Represas, quiso recordar ayer que esta planta «substitúe a cinco de gasóil moi contaminantes». El regidor expresó su «respeto cara ás persoas que de boa fe se poden manifestar contra a caldeira de biomasa», animándolas « a confiar nun goberno que ten no seu ADN a defensa do medio ambiente, da calidade de vida e da saúde». «A nosa traxectoria de décadas de compromiso e activismo ecoloxista é sobradamente coñecida en Ponteareas», añadió al alcalde. Según Represas, «a iniciativa da caldeira da biomasa vai na mesma liña que as humanizacións e a reordenación do tráfico ou as obras no conservatorio ou escola infantil. Todas elas perseguen reducir a contaminación e o despilfarro enerxético e mellorar a calidade de vida en Ponteareas».

Esta red supone una inversión de 717.823 euros y dará servicio a la residencia, al Concello y a la estación de autobuses.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una caldera de biomasa enciende los ánimos vecinales en Ponteareas