La cerveza que sabe a rock and roll

Galician Brew, con sede en Ponteareas, crea ediciones especiales para músicos, bares y festivales


vigo / la voz

Productos de las rías baixas

Hace muchos años que Isabel Viéitez empezó a darle vueltas a la idea de labrarse un futuro laboral con la cerveza como eje. «Realmente empecé cocinando, vengo de varias generaciones de cocineros y el gusto por las elaboraciones diversas proviene de ahí», cuenta. Pero por otro lado le apasionaba el mundo del vino, la cerveza y en general, todo tipo de bebidas, así que tras unos pequeños intentos caseros se puso manos a la obra dando forma especializada a su pasión. «Preferí el mundo de la cerveza porque en las elaboraciones puedes crear un sinfín de recetas y eso me motivaba muchísimo», acota.

Para afianzarse en el sector, su siguiente decisión fue formarse con expertos y después completar su aprendizaje con un ciclo superior de vinos, cervezas y licores. En Ponteareas, localidad donde está afincada esta sevillana vinculada a la comarca de O Condado por vía paterna, nació en el 2015 su marca, Galician Brew, con sede en la casa familiar de la parroquia de Padróns.

Con muy pocas referencias y un tesón que la llevó a recorrer sin descanso decenas de locales para que la conocieran, no tardó mucho en fidelizar a una legión de fans de una cerveza de la que revela su secreto. «Lo que tiene de especial está en la materia prima y en el buen hacer, así nace un producto extraordinario, lleno de virtudes y matices. Es el reto del maestro cervecero con sus conocimientos, producto de primera calidad y un cuidado exclusivo, desde la elaboración hasta el envasado. El que prueba, repite», afirma.

Además, en este caso la naturaleza se pone de su parte. «Contamos con un manantial de agua propio y también somos productores autorizados de lúpulo, una gran ventaja para poder hacer un producto diferente», argumenta.

Galician Brew salió al mercado con una capacidad de 250 litros al mes y la han ampliado a 12.000 que producen en la actualidad en las nuevas instalaciones.

Isabel explica que todas sus cervezas se elaboran en su fábrica «no hacemos ninguna para otras fábricas ni para otros cerveceros nómadas; hemos crecido, pero hemos invertido en nosotros mismos, lo que hace que nuestro proyecto sea auténtico y gratificante», afirma la experta, que arrancó con dos referencias con nombre femenino, Curuxa y Sabela, en sintonía con una empresa donde las mujeres mandan y son mayoría.

Pero hay más particularidades que se salen de lo habitual, como las ediciones especiales relacionadas con el mundo del rock. En este momento tienen tres de sendos artistas (Miña Terra Galega, para el ex Siniestro Miguel Costas, la de Tonhito de Poi y la de Joao Tomba) junto a otras tres rockeras; la Rock in Río Tea, creada para el festival que se celebra en verano en Ponteareas, la de la fiesta Los 80 que organizan en agosto en el Concello de As Neves, y la Creedence, elaborada para un local de igual nombre, rockero y cervecero en A Coruña, que es «una apuesta muy singular» aunque todas lo son a su manera porque «cada creación es un encargo a medida, se buscan ingredientes especiales, estilos de cervezas determinados, matices en el aroma y en el sabor, un poco a la carta», aclara. 

En este caso, de la simbiosis se benefician ambas partes porque desde los dos lados se aporta promoción y eventos conjuntos, «se trata de una aventura con la que estamos muy contentos», afirma.

Mujeres en el sector cervecero

La empresaria avanza el próximo lanzamiento de una elaboración muy especial con la Pink Boots Society, «una asociación que pone en valor el papel de la mujer en el mundo cervecero, a la cual pertenezco», explica añadiendo que «en la jornada llamada Collaboration Brew Day todas las socias elaboramos una receta en conjunto para obtener recursos económicos con la venta y dar oportunidades de formación relacionada con el sector a otras socias por medio de becas».

Un poco de historia.

También ecológicas.  Galician Brew tiene una docena de referencias, desde convencionales: Curuxa Lager, Curuxa (IPA), Curuxa Black Lager, Miña Terra Galega (APA), Sabela (Iris Red) a referencias ecológicas certificadas por el Craega como Curuxa Bio, Moringa y GoJI. La empresa trabaja con todos los canales de venta, desde hostelería y tiendas a los súper y venta directa. «Cada día avanzamos un poco aunque es difícil por la presión de marcas industriales que anticipan dinero a hosteleros a cambio de exclusividad y cierran el acceso a pequeños productores. Pero tenemos clientes buenos y valientes».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La cerveza que sabe a rock and roll