Solo el Arnoia mantiene el tipo en el cuarteto ourensano

Barbadás, Velle y Polígono se atascan en el torneo autonómico de fútbol


ourense / la voz

En la undécima jornada llegó la primera derrota del Atlético Arnoia en su campaña de debut en la Preferente Sur y, aún así, el equipo de Iván González sigue siendo la única alegría notable para el contingente ourensano, después de un mes poco provechoso para el resto de sus vecinos provinciales.

El revés de la escuadra de O Ribeiro en su visita a Ponteareas quizás sorprendió, porque no parecía el campo más complicado para un conjunto que enlazaba cinco victorias consecutivas, aupándose a la primera posición. Con todo, la nota global del ahora tercer clasificado es de sobresaliente se mire por donde se mire, al salir de octubre. Un debutante como el cuadro de A Queixeira está cubriendo en los mejores plazos previstos su hoja de ruta y el objetivo de la permanencia parece estar al alcance del equipo menos goleado de la categoría.

Otro cantar es el de un equipo como el Barbadás que mezclaba experiencia y juventud, pero con mucha calidad en sus filas. El proyecto deportivo de Agustín Ruiz se atascó en las últimas semanas y parece difícil verlo remontando. De hecho, son ya nueve puntos los que ha cedido con respecto al citado Arnoia, una distancia que no es insalvable, pero sí muy importante a estas alturas. Los azulones han puntuado en cuatro de sus últimos seis partidos, pero lo cierto es que una victoria y tres empates parece poca renta. Al contrario que el Arnoia, los 16 goles en contra son una losa.

En el caso del Velle, la nueva etapa de Óscar Sabucedo comenzó con buenos detalles de competitividad, pero también se ha atascado en las últimas semanas. Una victoria, dos empates y tres derrotas frenaron al combinado del Monte da Aira, que no termina de alejarse de las posiciones de peligro y quizás tendrá que repetir la vigilancia a los arrastres de la categoría superior. Es esfuerzo es notable en un equipo sin gol, que al fin y al cabo es lo que pagan muchos de su rivales, pero la disciplina táctica sigue siendo encomiable. En ataque, en todo caso, está obligado a mejorar a marchas forzadas para mejorar los 9 tantos en 11 jornadas.

Una carencia que es máxima en el caso del Polígono, autor de solo 5 goles en el mismo período. Los seis últimos partidos enlazando derrotas aniquilaron el efecto revulsivo de la llegada de Rubén García, por que la situación se ha complicado demasiado para un equipo anclado en la última categoría. Para un grupo joven, que acusa la inexperiencia en la categoría, es necesario encontrar un punto de inflexión en los próximos partidos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Solo el Arnoia mantiene el tipo en el cuarteto ourensano