Un conductor de Ponteareas sufre un accidente, abandona a su acompañante herido grave, se escapa a pie y llega nadando hasta Vilaboa

Es uno de los primeros arrestados desde la entrada en vigor de la nueva ley que considera delito el abandono del lugar tras un siniestro.


Ponteareas

Este vecino de Ponteareas es el primer detenido tras la entrada en vigor este mes del nuevo delito de abandono del lugar del accidente, fue arrestado en un barco atracado en el muelle de San Adrián de Cobres (Vilaboa), con una alcoholemia positiva de 0,79 miligramos por litro. La Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra ha confirmado que este hombre sufrió un accidente en la AP-9 a la altura de Vilaboa y «se fue dejando abandonado a su acompañante, que resultó herido de gravedad». El siniestro tuvo lugar el miércoles a las diez de la mañana cuando, por causas que se desconocen, el vehículo en el que circulaban dos personas, se salió de la vía.

Cuando llegó la patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Vilaboa se encontró en el lugar con una persona herida de gravedad, pero el conductor ya no estaba porque, supuestamente, se había dado a la fuga a pie.

Una vez evacuado el herido por los servicios sanitarios se inició un exhaustivo rastreo por las inmediaciones del lugar donde se produjo el siniestro para tratar de encontrar al conductor, que sería localizado momentos después a bordo de una embarcación atracada en el muelle de Santa Cristina de Cobres (Vilaboa), hasta la que tuvo que llegar a nado.

En el momento de su localización trató de agredir a los componentes de la patrulla que concluyeron con su detención como supuesto autor de los delitos de: resistencia a los agentes de la autoridad; contra la seguridad vial, por conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas, con un positivo de 0,79 y 0,73 mg/l; lesiones por imprudencia y abandono del lugar del accidente.

Las diligencias se entregaron en el Juzgado de Instrucción nº1 de Cangas, donde posiblemente se instruirá uno de los primeros procedimientos por el recién creado delito de abandono del lugar del accidente.

A partir del día 2 de este mes, que fue la fecha de entrada en vigor de la Ley Orgánica que aprobó este nuevo hecho delictivo, verse inmerso en un accidente y abandonar el lugar estará sancionado con penas de 2 a 4 años de prisión si el accidente ha sido causado por una imprudencia. En los casos en los que el accidente no sea consecuencia de una imprudencia, la pena oscilará entre los 3 y 6 meses de prisión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Un conductor de Ponteareas sufre un accidente, abandona a su acompañante herido grave, se escapa a pie y llega nadando hasta Vilaboa