Un cuarto de siglo en femenino al 100 %

Ucha fue uno de los fundadores de un club pionero que suma 28 años ininterrumpidos de vida


VIGO / LA VOZ

«Hay equipos que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero los hay que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles». La frase de Bertolt Brecht, tuneada en una palabra, resume el espíritu del San Mateo, un club pionero en el fútbol femenino en Galicia que a lo largo de 28 años ha sido capaz de aguantar contra viento y marea todo los avatares para mantenerse en pie.

«O San Mateo ten moito mérito seguir, porque nun campo de terra as rapazas non lle apetecía xogar, cando había xa campos de herba artificial. Había que dar moitas cousas boas para que a xente seguise aquí», comenta Juan Castro Ucha, actual presidente del club, uno de los fundadores y el primer entrenador en la historia de la entidad.

Ucha, con una dilatada trayectoria como futbolista, relata más de un cuarto de siglo después cómo se gestó la creación de este clásico del fútbol femenino. «Eu era doutra parroquia pero casei aquí (en San Mateo) e cando cheguei as rapazas viñeron a buscarme para que as adestrase», relata mientras recuerda el motivo embrionario: «O equipo empezou hai 28 anos para xuntar diñeiro para as festas do pobo».

Luego vino una liguilla en donde estaban clubes conocidos como el Bértola y otros de Portugal. Pero fue al regreso de un torneo en Asturias, compitiendo con equipos como Sporting, Oviedo o Arousana, entre otros, cuando todo cogió forma a instancias de la federación gallega. «Daquelas falouse de que había que facer a cousas un pouco máis serias». Acababa de comenzar un nuevo milenio y con él el arranque del fútbol femenino.

Desde entonces el San Mateo se ha mantenido al pie del cañón con unos valores que siempre han estado por encima del resultado y de la categoría. «O noso obxectivo é divertirse, pasalo ben e aprender. Aos máis novos tamén lles pido facer amigos e retomar os valores que faltan un pouco agora», comenta el presidente, que incide en la idea de que «o que nos gusta é que as rapazas poidan facer deporte e, se poden, que dean un bonito espectáculo. Eu sempre dixen que o San Mateo non era un equipo, senón unha gran familia». Un lugar en el que formarse y al que volver como hizo más de una jugadora después de varios años en categorías superiores.

Durante este tiempo el fútbol masculino también llamó a su puerta, pero no era una opción «porque está o Ponteareas, a escola do Vila do Corpus, o Juvenil, o Areas... e nós seriamos un máis, e non se trata diso. Nós somos un club de fútbol feminino, así empezamos e así seguimos», asegura sin rechistar Juan Castro.

El pasado y el presente

El punto álgido del club en los tiempos recientes data de un lustro atrás, cuando fueron capaces de ascender a Primera autonómica. «

Estivemos dous anos e foron experiencias bestiais, ían todos os veciños en autobús en plan excursión a todos lados»,

rememora Juan Castro, que tiene grabada en su mente la prima del ascenso: «O premio era ir ao balneario de Mondariz e para alá fomos logo de conseguir o apoio de algúns patrocinadores», tarea primordial en la que está centrado el presidente.

En la actualidad el primer equipo milita en el grupo cuarto de la Segunda autonómica femenina en un curso en donde tienen que jugar durante algunas semanas de prestado en el campo del vecino Oural, ya que su campo de hierba natural acaba de ser rensembrado.

El club vive ahora una nueva primavera con la formación del equipo promesas que participa en la liga del mismo nombre. «A federación decidiu montar a liga promesas e nós vimos que era o momento porque levabamos tempo querendo facer algo así, e de cara ao ano que vén non descartamos facer un terceiro», dice ufano Ucha. Para llevar a cabo esta nueva aventura recurrieron a tres colegios de la zona para hacer labor de captación. Los dos equipos de la entidad entrenan dos veces por semana con el fútbol alegre y la apuesta por el balón por bandera.

En la actualidad el San Mateo está formado por 45 jugadoras (de entre 7 y 35 años), dos técnicos y media docena de directivos. Los herederos de una historia sin una sola hoja del calendario en blanco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un cuarto de siglo en femenino al 100 %