Agricultores de O Condado importan productos para plagas prohibidos en España

Compran en Portugal químicos que no se pueden usar en Galicia, por lo que se exponen a multas de las autoridades

Plagas como la avispa asiática (en la imagen un nido neutralizado) multiplica el uso de productos.
Plagas como la avispa asiática (en la imagen un nido neutralizado) multiplica el uso de productos.

ponteareas / la voz

Productos tóxicos fitosanitarios prohibidos en España se están importando y usando de forma clandestina en O Condado. La proliferación de plagas aumenta la demanda de este tipo de sustancias. La nueva reglamentación sobre el uso sostenible de estos productos hace que, para adquirir dichos químicos, los compradores deberán estar inscritos en el Registro Oficial de Productores y Operadores después de hacer el correspondiente curso. Solo las personas que figuren en él, y por tanto en posesión del correspondiente carné, podrán hacerse con esta mercancía fitosanitaria para uso profesional.

Un ejemplo son los sulfatos, «lo que hace que muchos de nuestros vecinos no tengan de ahora en adelante, acceso a dichos productos», señala la edila de Alternativa Ciudadana de Ponteareas, Raquel Bautista.

La reglamentación define como usuario profesional a cualquier persona que utilice productos fitosanitarios en el ejercicio de su actividad, incluidos operadores, técnicos, empresarios o trabajadores autónomos «tanto en el sector agrario como en otros».

La falta de información tanto por parte del Ayuntamiento de Ponteareas, que creó una concejalía específica de Medio Rural, como por parte de la Xunta de Galicia hace que «muchos vecinos» se acerquen a Portugal para comprar los productos, «ignorando que no están autorizados en nuestro territorio y arriesgándose la importantes multas», dice Bautista.

La reglamentación ha comenzado a tener mucha incidencia entre los agricultores. La concejala ha promovido dentro del Concello ponteareano la puesta en marcha de cursos de manera urgente, a través del Centro de Desarrollo Rural.

La edila de ACIP lamenta que el Ayuntamiento no se haya preocupado en crear convenios con la Cámara de Comercio y con empresas especializadas que realizan cursos, además de colaborar económicamente con los vecinos, por lo que «el coste de estas acciones formativas había sido menor».

Raquel Bautista lamenta que el concejal de Medio Rural, Manuel Troncoso, no se haya pronunciado públicamente sobre este tema.

La concejala considera que la propia reglamentación es injusta «ya que las personas mayores, por su edad, tienen una mayor dificultad en realizar los cursos. En Portugal, por ejemplo, los mayores de 65 años habían quedado exentos de su realización».

Partida

El Ayuntamiento de Ponteareas pondrá en marcha de inmediato una campaña de sensibilización para que los vecinos tengan una idónea información y se inicien cursos de manera urgente a través del Centro de Desarrollo Local.

El Concello se ha comprometido a crear la correspondiente partida presupuestaria en los presupuestos del 2016 para sufragar el gasto de dicha formación y que suponga un menor coste para los vecinos interesados. El Ayuntamiento también se dirigirá a la Xunta para exigir, a través de la Oficina de Extensión Agraria, la creación de cursos en coordinación con la administración local ponteareana. Bautista recalca la necesidad de que el Ayuntamiento se dirija igualmente al Ministerio de Agricultura para que los mayores de 65 años únicamente tengan que hacer un curso de formación básico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Agricultores de O Condado importan productos para plagas prohibidos en España