Reprueban al alcalde de Pazos por «amparar» a un edil censurado por «trato degradante»

Alternativa Veciñal dice que el regidor no dejó votar la moción que pedía el cese del ex concejal César Gómez

.

pazos de borbén / la voz

La corporación local de Pazos de Borbén, por seis votos a favor de la oposición, tres en contra y una abstención, consiguió que se aprobara la moción para reprobar al regidor, Andrés Iglesias y a su primer teniente de alcalde Severino Reguera. La falta del edil popular, César González, que dimitió hace unas semanas, hizo que los números fallaran a favor de la oposición.

Aunque el popular Andrés Iglesias, que lleva 19 años al frente del gobierno local, renovó el cargo con seis concejales, pero primero abandonó su equipo la concejala Lorena Domínguez, que se pasó al grupo de no adscritos y en el pleno en el que se debatió la moción, aún solo se daba cuenta de la renuncia a su acta de concejal de César González. Así que el alcalde, reprobado, al igual que su primer teniente Severino Reguera, solo tenía cuatro ediles en el último pleno y uno de ellos, Teresa Cendón se abstuvo en la votación.

La propuesta de censura se produjo, según la agrupación de electores Alternativa Veciñal (AV) «ao considerar que a súa actuación durante o pleno de febreiro careceu da máis elemental dignidade esixible aos seus cargos». Afirman que en esa sesión la concejala Lorena Domínguez «denunciou ter sufrido dentro do grupo de goberno, xunto con Teresa Cendón, un trato violento e degradante por parte do xa ex concelleiro popular César Gómez, e presentou unha moción instando ao pleno a solicitar a súa dimisión». Durante el debate de esa moción, dicen, «o rexidor e o edil quixeron negar os feitos denunciados, acusando a Lorena Domínguez de mentir». Critican que el alcalde además impidió que se votara la moción« coartando o dereito do pleno a expresar o seu parecer sobre o comportamento de César Gómez». «Amparar comportamentos faltos de respecto, mentir e tentar desprestixiar a quen os sofre para negalos e impedirlle ao Pleno pronunciarse, en opinión son feitos totalmente contrarios aos que cabe esperar de gobernantes dignos» argumentó AV para la reprobación.

El alcalde negó ayer los hechos relativos al presunto trato violento. «Houbo unha discusión de traballo pero foi algo normal, como en calquera debate. Non houbo ningún tratao violento nin degradante», aseguró el regidor considerando la reprobación como «oportunista».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Reprueban al alcalde de Pazos por «amparar» a un edil censurado por «trato degradante»