El teniente de alcalde de Pazos de Borbén no dimitirá a pesar de estar procesado por corrupción

La Voz

PAZOS DE BORBÉN

MONICA IRAGO

Está imputado por un delito de cohecho relacionado con Rafael Louzán

04 feb 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Severino Reguera, teniente de alcalde de Pazos de Borbén, ha quitado hierro al asunto de su imputación por un delito de cohecho y asegura que no dimitirá, al menos hasta que se celebre el juicio y «se aclare todo». La fiscalía le imputa un delito de cohecho impropio por un supuesto caso de sobreprecios en el alquiler de unos bajos situados en Vigo, y que son propiedad del expresidente del Partido Popular de Pontevedra, Rafael Louzán. «Estoy tranquilo porque sé que no hay nada», declara Reguera.

La acusación sostiene que la proyección política del teniente de alcalde del gobierno del Partido Popular de Pazos de Borbén dependía del entonces presidente de la Diputación, Rafael Louzán. La acusación, que partió de una denuncia anónima, se dirige también contra la mujer de Louzán, María Teresa Cores, como supuesta colaboradora en el delito de cohecho. El fiscal pide para ella nueve meses de prisión y catorce meses de suspensión de empleo y cargo público, y para Louzán un año de prisión. Según la fiscalía, el matrimonio pactó el alquiler de tres bajos comerciales en Vigo por encima del mercado a Reguera, que se enfrenta a una condena de un año de prisión por un delito continuado de cohecho impropio. El escrito de la fiscalía indica que el matrimonio recibió «importantes cantidades de dinero» como «trato de favor»

Renuncia como militante del PP

Reguera, al igual que Louzán, ha presentado su renuncia como militante del Partido Popular. Sin embargo, no dejará su cargo en el Concello de Pazos de Borbén: «Mis compañeros quieren que siga. Esto es un asunto para perjudicar a Rafael Louzán, no a mí», señala Reguera.