Proyectan una central eléctrica de agua marina en Oia que costará 95 millones

Monica López Torres
mónica torres OIA / LA VOZ

OIA

cedida

El plan prevé construir una balsa de 40 hectáreas en el monte de Mougás

23 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Hidroléctrica Oia impulsa el proyecto para la creación de una central reversible de agua marina de unos 250 megavatios de potencia eléctrica en la parroquia de Mougás. Hace diez años que el plan estuvo expuesto por primera vez y ahora se retoma. Este verano se ha publicado el anuncio del Servicio Provincial de Costas en Pontevedra relativo a la solicitud de concesión de una ocupación de 2.278 metros cuadrados de dominio público marítimo-terrestre por 50 años, para la ejecución del «proyecto básico de la central hidroeléctrica reversible de agua marina Punta Centinela Oia».

La iniciativa consiste en producir energía aprovechando la fuerza del agua del mar al caer desde una altura de unos 400 metros. Concretamente, desde un depósito de unas 40 hectáreas que se construiría en las inmediaciones del Alto do Facho, en terrenos de la comunidad de montes de Mougás y al que previamente se habría bombeado desde el mar. El presupuesto de contrata de las obras de la central asciende a 95 millones, inversión a la que hay que suman otros 804.353 euros para los trabajos a ejecutar en el dominio público marítimo terrestre, según consta en el proyecto. El documento estima que las energías producidas y consumidas anualmente serán de 425.878 y 609.252 megavatios, respectivamente.

La captación y la central se situarán en Punta Centinela y la balsa en el monte, en terrenos que lindan con el municipio de Baiona. El proyecto, que estuvo a exposición pública para obtener la preceptiva concesión de Costas, como se anunció en el BOE del 20 de julio, prevé que el depósito superior, que será la balsa de almacenamiento, tenga 399.099 metros cuadrados. El aprovechamiento hidráulico comprende la balsa de almacenamiento superior, el mar, el circuito hidráulico que los conecta, la central, galerías y pozos de salida de cableado de potencia, parque de alta tensión y accesos. Planean bombear el agua del océano a la balsa del monte para convertirla en electricidad al soltarla en sentido inverso: «El funcionamiento será igual al de un aprovechamiento hidroeléctrico convencional de agua dulce, con la ventaja de que el embalse inferior es el mar y, en consecuencia, fuente inagotable para bombear».